Miguel Ángel López, el favorito de Lucho Herrera para ganar la Vuelta a España

hace 51 mins

Odio virtual sin piedad

La senadora no sólo es víctima de silbatinas e insultos en el mundo ‘real’. En Facebook hay cientos de grupos que piden hasta su cabeza, literalmente.

Desde hace un tiempo, la senadora Piedad Córdoba está alejada de la tecnología. Durante las semanas en las que decidió no hablar con los medios de comunicación se desprendió por completo del celular. Al correo de Hotmail hace ya bastante que no tiene acceso porque, según dice, le han “robado” en tres ocasiones sus claves y la empresa Microsoft no accede a abrirle una nueva cuenta. Y la revolución que para muchos ha significado Facebook la conoce de oídas y, ni siquiera cuando se enteró que su nombre es uno de los más mencionados en esa comunidad virtual, se decidió a participar en ella.

Ocurrió una tarde en la que una de sus hijas, Natalia, la llevó al computador de la casa para mostrarle algunos de los grupos creados en Facebook en su contra: ‘Por qué no desaparecen a Chávez y a Piedad Córdoba a plomo’, ‘Quememos a la senadora Piedad Córdoba’, ‘Bomba dirigible a Piedad Córdoba’, ‘Un peso o 99 céntimos de bolívar fuerte por la cabeza de Piedad Córdoba’ y ‘Apoyamos a la gente que insultó a Piedad en el avión’, eran los nombres de algunos de ellos.

“Fue la primera y ha sido la única vez que he mirado esa cosa”, comenta con preocupación la parlamentaria, una mujer acostumbrada a la lucha política, a la que no le ha temblado la voz para enfrentarse en debates a curtidos rivales políticos; la misma que se adentró en la selva para hablar con Raúl Reyes y para recibir a los secuestrados y que hasta soportó en carne propia la tortura del secuestro. Hoy, sin embargo, en más de una ocasión se ha derrumbado ante el odio explícito que muestran los ciudadanos en la calle y en Facebook.

Y es que basta con entrar y teclear ‘Piedad Córdoba’ en el espacio de búsqueda de la comunidad virtual para darse cuenta de que la animadversión a la congresista supera incluso la popularidad del presidente Uribe. Así, mientras el Primer Mandatario es mencionado en 420 grupos, Córdoba aparece en 487, en la mayoría tildada de “apátrida”, “primera dama de Venezuela”, “guerrillera” y “negra bandida”.

Facebook destila odio contra ella. Uno de los grupos, por ejemplo, llamado ‘Un millón de colombianos de bien exigimos la renuncia de Piedad Córdoba’, cuenta con 62.001 miembros y otro que se hace llamar ‘A que hay 100.000 personas que odiamos a Piedad Córdoba’ contabiliza 21.916 participantes activos. Un grupo invita a ‘Bombardear con napalm a Piedad Córdoba’, y en uno de los comentarios se lee: “Si alguien sabe cuáles son esos grupos (los que están recogiendo dinero para mandarla a matar) me lo dice, que entre más seamos, menos dinero toca poner”.

Ante la negativa de la senadora a revisar u opinar en estos sitios, han sido sus hijos los que se han apersonado del asunto gestionando incluso ante el mismo Mark Zuckerberg, creador de Facebook, un posible mecanismo para controlar las agresiones. Consideran que es apenas justo que el fundador de la red social virtual más famosa y con más integrantes del mundo —se estima que son alrededor de 50 millones—, y que se presenta como un ‘lugar’ democrático donde la opinión vale ante todo, responda por el abuso, que según algunos analistas no tiene precedentes.

¿Exageraciones?


Las opiniones en torno a esas amenazas ‘virtuales’ están tan divididas como las mismas opiniones que sobre ella tienen los ciudadanos. Mientras unos creen que se está “exagerando” en torno al poder de convocatoria de Facebook, otros piensan que este es un “campanazo de alerta” sobre ese tipo de comunidades de “amigos” de internet y que llegó la hora de hacerle un debate.

El analista político Alfredo Rangel piensa que se están sobredimensionando las cosas. “Todos estos mensajes son inofensivos. La gente no va a matar a Piedad sólo porque un grupo de internet así lo diga. No hay que exagerar”, afirmó. Sin embargo, Rangel reconoce que resulta paradójico que la opinión pública sea más radical con la senadora liberal que con los políticos involucrados con grupos ilegales y asesinos de autodefensas.

De la misma manera opina el experto en medios Ómar Rincón, quien también cree que los mensajes agresivos virtuales son la forma que tienen algunos de “hacer catarsis” y expulsar odios reprimidos. Pero Rincón cree que Facebook no es un lugar “inofensivo”. Para él, se trata de una página “cero democrática”, perfecta para practicar la intolerancia. “Aquí cada quien crea grupos a los que sólo pueden ingresar los que opinen igual a uno. Eso fomenta el sectarismo”, explicó.

Y si bien es posible, como asegura Alfredo Rangel, que las amenazas de muerte nunca se efectúen, la persona, debido a las injurias, muere de otra manera. “Es una muerte simbólica, compleja. Es una muerte social”, concluye Rincón.

Por ahora, desde Colombia, no es mucho lo que se puede hacer para evitar estos ‘asesinatos’ morales. La Unidad de Delitos Informáticos del DAS asegura que se trata de actos difíciles de probar, ya que los servidores que controlan los contenidos están fuera del país. La recomendación de estos expertos es entonces tener cuidado de las personas a las que dejamos ver nuestra información íntima, tal y como si estuviéramos en el mundo ‘real’.

Habrá que esperar a ver qué logran los familiares  de Piedad Córdoba con sus altos contactos en la dirección de Facebook. Mientras tanto, ella seguro seguirá alejada de esta red social de amigos que definitivamente no son los de ella.

En contra y a favor


“Gestiones ambiguas”

Judith / Creadora de grupo en Facebook.

“No estamos en contra de Piedad Córdoba ni avalamos agresiones en su contra. Queremos sentar una voz de protesta en contra de las ambiguas gestiones que adelanta la senadora y de la destructiva alianza que ha forjado con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez”.

“Por sus ideales”

Juan / Creador de grupo en Facebook.

“Hay secuestrados que llevan diez años en las selvas y sólo Piedad Córdoba se acordó de ellos. Yo creo que a diferencia de muchos otros políticos de este país, incluidos los de la oposición, Piedad siempre se la ha jugado firmemente por sus ideales

Yo odio, tú odias, todos odiamos

El nombre de la senadora Piedad Córdoba aparece en 487 grupos de Facebook, y aunque hay unos pocos que defienden su labor, la gran mayoría expresa odio contra ella. Algunos de esos grupos, supuestamente de ‘amigos’, que están en su contra son:

* Odiamos a Piedad Córdoba por antipatriota y vender al país (1.785 miembros).

* Pedimos el destierro y la expatriación de Piedad Córdoba por apátrida (7.923 miembros).

* Quitémosle el turbante a Piedad Córdoba pero con cabeza incluida (35 miembros).

* Marcha mundial para quitarle la nacionalidad a Piedad Córdoba (1.488 miembros).

* Así nos toque pagarle el pasaje de ida a Piedad Córdoba, fuera (764 miembros).

* Por la revocatoria al mandato de la senadora Piedad Córdoba (7.824 miembros).

Hay unos pocos grupos en Facebook que la respaldan, aunque su número de miembros es muy pequeño. Dos ejemplos son:

* Yo sí apoyo a Piedad Córdoba y qué (128 miembros).

* Amo a Piedad Córdoba (6 miembros).

8026

2008-03-28T20:05:38-05:00

article

2008-03-28T22:00:15-05:00

ee-admin

none

Laura Ardila Arrieta

Política

Odio virtual sin piedad

23

7603

7626

Temas relacionados