Receta del día

Langostinos sobre arroz de coco con fríjol y suero costeño

¡Una receta que debes probar! Aquí el paso a paso.

Foto: Archivo Cromos

Ingredientes:

(6 porciones)

- 36 unidades de langostinos

- 3 cucharadas de aceite

- Sal y pimienta

 

Arroz con leche de coco y fríjol verde:

- 2 cucharadas de aceite vegetal

- 2 cucharadas de cebolla larga finamente picada

- 1/2 cucharadita de ají rocoto finamente picado

- 1 1/2 taza de arroz

- 2 1/4 tazas (1 tarro) de leche de coco

- 2/3 taza de agua

1 1/2 cucharadita de sal

- 1 1/4 taza de fríjol verde cocinado

- 3 tajadas de tocineta

- 1 cucharada de cebolla larga

- 3 cucharadas de cebollín finamente picado

 

Salsa de suero costeño con cilantro:

- 4 cucharadas de kumis

- 4 cucharadas de suero costeño

- 1 cucharada de cilantro picado

- Sal y ají al gusto

 

Preparación:

1. Primero elabora el arroz. En una olla de base gruesa calienta el aceite y sofríe la cebolla y el ají por tres minutos. Añade el arroz, la leche de coco, agua y sal. En el momento que hiervan los líquidos baja el fuego.

2. Cuando el líquido se haya evaporado tapa la olla y continúa cocinando a fuego bajo por 30 minutos, aproximadamente.

3. Mientras que el arroz se cocina pon a freír la tocineta en una sartén, hasta que comience a estar crocante. Retira la grasa que soltó la tocineta. Añade a la sartén la cebolla larga y saltea con la tocineta por dos minutos. Incorpora los fríjoles, agrega sal al gusto y cocina por dos minutos más.

4. Integra la mezcla de los fríjoles al arroz y añade el cebollín.

5. En un recipiente mezcla todos los ingredientes de la salsa de suero costeño.

6. Condimenta los camarones con sal y pimienta. En una parrilla o sartén caliente el aceite y asa los langostinos por tres minutos.

7. Pon cuatro cucharadas del arroz en cada plato. Sobre el arroz coloca los langostinos. Esparce la salsa sobre la preparación. Sirve.

 

El coco

La apariencia majestuosa de las palmas de coco nos traslada a las soleadas playas tropicales. Su pulpa blanca y carnosa es muy refrescante. Marco Polo, al descubrirlo, lo llamó “nuez del faraón”. En su interior extrae la leche que se utiliza para hacer salsas frías y calientes y para escalfar pescados y mariscos, cocinar arroz y aromatizar verduras. En la pastelería se usa en rellenos, helados y dulces como las famosas cocadas o la tarta de coco. De la pulpa seca del coco –llamada copra– se obtiene el aceite que se utiliza para múltiples usos en la cocina y para la elaboración de jabones. El coco contiene vitaminas A y B.

 

últimas noticias

Los vinos en 2050

Derretidos de coliflor