Promesas que salvan vidas

Cambiar pequeñas acciones cotidianas, una iniciativa de la Fundación Colombiana del Corazón y la Sociedad Colombiana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular.

Las enfermedades cardiovasculares son un grupo de desórdenes del corazón y de los vasos sanguíneos. Getty Images

La enfermedad del corazón es el asesino número uno del mundo. Al año, 17,5 millones de personas mueren por esta razón, una tercera parte de las muertes globales. Pero esta cifra puede cambiar, pues haciendo pequeños cambios diarios es posible reducir el riesgo de enfermarse del corazón.

Según la Organización Mundial de la Salud, las causas más importantes de cardiopatía y AVC son una dieta malsana, la inactividad física, el consumo de tabaco y el consumo nocivo de alcohol.

Bajar un piso antes del ascensor, caminar 30 minutos al día, pararse del escritorio cada hora y hacer tres minutos de estiramientos, evitar las bebidas azucaradas, ponerle sal a la comida solo después de probarla, cinco minutos de silencio diario o fomentar los pensamientos positivos son algunas de las 50 posibilidades de una lista que ha creado la Fundación Colombiana del Corazón para empezar a marcar la diferencia durante este mes.

Esa es la propuesta de Corazones Responsables: aprender a cuidarse para tener una vida mejor y más larga. “Le estamos pidiendo a la gente hacer una promesa: de mi corazón, para el corazón, para todos nuestros corazones. Una promesa que este órgano agradezca, porque es una muestra de que lo amas. Se trata de proponerse elevar su calidad de vida con nuevos comportamientos y conductas que le permitirán cuidar mejor su vida”, afirma Juan Carlos Santacruz, director ejecutivo de la Fundación Colombiana del Corazón.

El Mes y el Día Mundial es una campaña global, liderada por la Federación Mundial, para lograr que en diversos escenarios se pueda tomar conciencia de la importancia del cuidado con sencillos cambios en la vida cotidiana para proteger la salud del corazón.

Hay múltiples actividades para conmemorar este mes, algunas son el seminario “Actúa con corazón de mujer y espacios libres de humo”, el 12 de septiembre en la Universidad de Boyacá, de Tunja; y el evento académico cultural de los 75 años de la Sociedad Colombiana de Cardiología y Cirugía Cardiovascular, en Bogotá.

Así mismo, iniciará el Programa de Investigación Vitamina N, en el Santuario de Fauna y Flora Otún Quimbaya, y será el lanzamiento de Gracias corazón como la canción emblema de Corazones Responsables.

Este mes es una oportunidad para hacer una promesa; algunas posibilidades son:

1. Voy a caminar más pasos al día.

 2. Voy a bajarme un piso antes del ascensor, para subir escaleras.

3. Voy a dejar el auto en el lugar más lejano del parqueadero, para obligarme a caminar.

4. Voy a bajarme del transporte público tres cuadras antes, para caminar de llegada a la oficina, al colegio o a la U.

5. Voy a ofrecerme todos los días a caminar 30 minutos con la mascota del hogar.

6. Voy a pararme de mi escritorio cada hora y voy a hacer tres minutos de estiramientos.

7. Voy a contestar el teléfono siempre de pie.

8. Voy a hacer al menos una reunión de trabajo de pie.

9. Voy a salir a caminar con mis hijos y les propondré actividades deportivas para el fin de semana.

10. Voy a buscar una actividad deportiva que me guste para disfrutar con amigos.

11. Voy a reducir a un máximo de dos horas al día mi tiempo frente al TV.

12. Voy a comer más frutas y verduras todos los días.

13. Voy a disminuir los fritos a solo uno en la semana.

14. Voy a comer todos los días grasas buenas, como pescado, aguacate o nueces.

15. Voy a ponerle sal a la comida solo después de probarla.

16. Aumentaré mi consumo de agua al menos a cinco vasos diarios.