Ensalada de remolachas con queso de cabra y vinagreta de toronja

Si las remolachas se hierven, dejan en el agua de cocción sus mejores notas de sabor y la mayor parte de sus nutrientes.

Ensalada de remolachas con queso de cabra y vinagreta de toronja.Gustavo Torrijos - El Espectador

Quienes siguen esta columna habrán notado que desde hace un tiempo vengo insistiendo en la remolacha. La verdad, estoy enamora, y me hace palpitar el corazón. Confieso que de niño, cuando la hervían hasta dejarla hecha añicos, no me gustaba mucho. Pero cuando descubrí la técnica de asarlas en el horno envueltas en papel de aluminio, como si se tratara de papas asadas, cambié de opinión. Si las remolachas se hierven, dejan en el agua de cocción sus mejores notas de sabor y la mayor parte de sus nutrientes. En cambio, al asarlas, ocurre el efecto contrario: se concentra y queda suave, rica y sabrosa. A partir de allí se puede utilizar en una gran cantidad de recetas, pero esta semana les presentaré la que para mí es una ensalada perfecta: remolacha horneada suave y dulcecita, un queso de cabra poderoso y una vinagreta con los tonos cítricos de la toronja. Esta ensalada bien puede ser una entrada o un acompañamiento para una buena carne.

INGREDIENTES (Para 4 personas)

500 gramos de remolacha
Aceite de oliva
Sal y azúcar
150 gramos de queso de cabra
Para la vinagreta
2 toronjas peladas, cortadas en segmentos y luego en trocitos
1/2 taza de aceite de olivas
3 cucharadas de vinagre de vino tinto
2 cucharadas de miel
1 cucharadita de mostaza
1 cucharada de perejil finamente picado
Sal y pimienta negra

PREPARACIÓN

Lave muy bien las remolachas, córteles las puntas de arriba y abajo, úntelas con aceite de
oliva, sal y azúcar, envuélvalas en papel de aluminio y hornéelas a 350º C hasta que estén
tiernas y bien cocidas. Retírelas del horno, déjelas enfriar y pélelas. Taje las remolachas en
rodajas. Para la vinagreta, mezcle todos los ingredientes e integre el aceite de oliva en hilo
fino mientras revuelve, para emulsificar. Acomode en la base del plato la remolacha fría,
luego el queso templado o calientito (póngalo en el horno caliente durante 30 segundos),
bañe con la vinagreta y sirva con un buen trozo de pan.

 

[email protected] / www.harrysasson.com

Temas relacionados