Marcela, la mamá que salvó a sus hijas de un militar pedófilo

El excapitán de la Armada Raúl Romero mandó a tatuar su nombre en el cuerpo de Andrea, de 12 años, y pretendía abusar de ella. Marcela, la mamá de la menor, denunció el caso y por este fue capturado. El exuniformado también pensaba abusar de otra de las hijas de esta mujer.