Millonarios rescató un polémico empate ante Júnior en El Campín

El equipo dirigido por Miguel Ángel Russo se salvó de la derrota gracias a un penal inexistente por una supuesta mano de Gabriel Fuentes. Siguen sin ganar en casa.

El momento. Gabriel Fuentes salta de manera no ortodoxa con un brazo arriba pero no contacta la pelota por centímetros. Óscar Pérez- El Espectador

A buscar afuera lo que no se consigue en casa. Millonarios rescató un polémico empate 1-1 ante Júnior en El Campín en un partido válido por la novena fecha de la Liga Águila. 

Todo pintaba para triunfo de los barranquilleros, pero un penal traducido en gol por Andrés Cadavid a los 80 minutos salvó la noche en Bogotá. El juez central Luis Alfonso Sánchez decretó pena máxima por una aparente mano de Gabriel Fuentes en un salto de balón dividido. El defensor saltó con los brazos abiertos, de una manera no muy ortodoxa, pero no tuvo contacto con la pelota. No era penal.

Treinta minutos antes, Jarlan Barrera, quien en el partido anterior había anotado doblete, había colocado el 1-0 parcial luego de una buena combinación con Teo Gutiérrez. Un encuentro sin muchas emociones, en el cual el equipo de Julio Comesaña cuidó el marcador mientras en los locales el que mas intentó buscar el partido fue Cristian Marrugo.

La campaña de Millonarios en casa no ha sido buena: en cinco partidos no ha podido conocer la victoria (2-2 con Chico, 0-1 ante Medellín, 0-0 frente al Cali, 1-1 contra Rionegro y ahora 1-1 ante el Júnior). 

De esta forma, los azules quedaron en la mitad de la tabla con 11 puntos, mientras los barranquilleros siguen en la zona alta de la misma con 17 unidades.