Reggaetón, el género musical que subestimaron

En Puerto Rico y Panamá se dieron los primeros pasos del movimiento musical más exitoso y criticado del momento: el reggaetón.

Captura tomada del vídeo "Despacito" de Luis Fonsi y Daddy Yankee.

Su sonido derivado del reggae con influencias del hip hop, se desarrolló en la isla de Puerto Rico en el año 1990. Todo inició en Panamá cuando artistas como “Rasta Nini” y “Nando Boom” de la ciudad de Colón interpretaron en 1984 las primeras canciones de reggae en español. Casi al tiempo, un año más tarde, reconocidos raperos puertorriqueños como “Vico C” y “Big Boy” se convirtieron en los primeros artistas latinos en cantar rap en español. (Puede leer: 'No me hables de reguetón porque eso no es música': Totó la Momposina).

El reggaetón, considerado el género musical que reúne las últimas expresiones culturales de las comunidades del Caribe y América Latina, se asomó por primera vez en los años 90, cuando el panameño Edgardo Armando Franco, conocido como “El General”, lanzó una propuesta distinta en la que tuvo como base al ya conocido reggae en español de ese entonces. Esta vez, la nueva mezcla de ritmos incluía reggae jamaiquino y rap latino, dando origen a la primera estructura del género. En 1992, Franco ganó un premio MTV al “Mejor Video Latino” con su canción “Muévelo”.

(Le puede interesar también: Presentan acción de tutela en contra del reggaetón)

Con el pasar del tiempo, las propuestas musicales que se estaban desarrollando en Puerto Rico y Panamá terminarían encontrándose para dar origen a uno de los géneros musicales más importantes e influyentes de la actualidad en todo el planeta.

A partir del éxito que tuvo el reggae en español panameño que, también incluía dance hall, fue en Puerto Rico cuando productores como “Michael Ellis” adoptaron estos ‘beats’ y le agregaron su toque personal, incluyendo, además, letras diferentes a las que se usaban en el rap. Este productor boricua también fue el encargado de darle al género el nombre que hoy conocemos.

En 2004, con la aparición del puertorriqueño Daddy Yankee en el marco internacional, el reggaetón logró entrar con fuerza en el mercado latino y norteamericano. Luego del lanzamiento de su tercer álbum de estudio “Barrio Fino”, Yankee logró ubicarse en la primera posición en ventas de la lista Top Latins Albums de Billboard y en la lista de álbumes latinos más importantes de los Estados Unidos.

A su vez, artistas boricuas como “Don Omar”, “Wisin y Yandel”, “Hector y Tito”, entre otros, marcaron la parada en los escenarios musicales más codiciados del mundo, convirtiéndose así en la cara del género que ha inspirado a un sin número de artistas jóvenes. Entre esos, el colombiano J Balvin, quien, de hecho, es en la actualidad uno de los reguetoneros más sonados de la industria. Balvin, ganador de varios premios Grammy Latino, ha llevado sus canciones a la posición número uno de las listas del mercado musical hispanoparlante y el anglosajón. También, es el artista más escuchado en la plataforma Spotify.

(Lea también: J Balvin, el cantante colombiano más escuchado del mundo)

Lo cierto, es que, aunque la crítica proponga cada día una razón para no escuchar reggaetón, el éxito de ese género es una realidad innegable. Considerada por muchos como “una industria genérica” que vuelve desechable las canciones, el reggaetón ha logrado posicionarse a lo largo de los años como una de las expresiones musicales más influyentes del siglo XXI.  

Resulta realmente difícil determinar qué tanto puede ocurrir a futuro con este género, teniendo en cuenta que, en un pasado, se dudó de su permanencia en el mercado por supuestamente representar un “mal ejemplo” para las nuevas generaciones. Hoy día, artistas como Shakira, Juanes, Ricky Martín, Luis Fonsi, entre otros pilares de la música latina, han producido canciones en reggaetón junto a exponentes como Wisin y YandelMaluma y Daddy Yankee.

 

últimas noticias

Noticias de Manu Chao y de su padre, Ramón