Identifican cultivos ilegales de papa en zona rural de Chapinero, en los cerros de Bogotá

Los cultivos estaban ubicados en ambos costados de la vía, cerca de la quebrada Honda, y fueron plantados hace tres meses, aproximadamente. Aunque la CAR reconoce que en la zona históricamente se ha desarrollado la agricultura, hace un llamado para que no se toquen zonas protegidas.

Cortesía.

Una denuncia sobre los cultivos en tres predios de la zona rural de la localidad de Chapinero alertó a las autoridades ambientales. Tras el aviso, técnicos de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) visitaron la vereda El Verjón, empotrada en los cerros orientales de Bogotá, donde comprobaron que había más de cinco hectáreas de cultivo de papa en una reserva forestal protegida.

Los cultivos estaban ubicados en ambos costados de la vía, cerca de la quebrada Honda, y fueron plantados hace tres meses, aproximadamente. La CAR comprobó que sobre los límites con la vía y en algunos puntos al interior del área protegida, hay ciertos vestigios de algún tipo de vegetación tipo páramo y subpáramo.

“La CAR ha venido trabajando de la mano con la comunidad en socialización, sensibilización y educación sobre la reserva y los usos que se le pueden dar. La comunidad está informada, en este caso, se trata de personas en arriendo ajenas a la reserva que siembran y dejan el pasivo ambiental, siendo el propietario el afectado. Pero eso no es excusa porque los propietarios y los habitantes de la reserva están bien informados de los usos que deben darse”, manifestó Javier Sánchez, profesional de la dirección regional Bogotá La Calera de la CAR.

De acuerdo con las indagaciones preliminares de la CAR, un 90 % de los cultivos ilegales eran incompatibles con el uso del suelo, ya que habían sido sembrados sobre una zona de restauración en la que se desarrollan actividades de recuperación y rehabilitación de ecosistemas. Además, donde estaban los cultivos se estaban destinando espacios para el manejo, repoblación, reintroducción o trasplante de especies y enriquecimiento y manejo de hábitats, con el objetivo de que la biodiversidad de la reserva recuperara sus atributos naturales.

El porcentaje restante de los cultivos está en zona de uso sostenible, en la que se adelantan procesos productivos para fortalecer la economía de los campesinos de la zona. Esos procesos, según la CAR, deben adelantarse dentro de sistemas específicos, algo que no también incumplían los cultivos hallados. Por esta razón, la entidad anunció que iniciará un proceso sancionatorio, puesto que no se expidió ningún tipo de permiso para ese cultivo.

“Desde la CAR hacemos un llamado a toda la comunidad y los entes competentes a que nos concienticemos más sobre la reserva y los usos permitidos. Somos conscientes de que hay predios que históricamente venían desarrollando actividades agropecuarias, pero también es cierto que el Plan de Manejo nos llama a que hagamos un proceso de transición para que llevemos esos predios a actividades que sean compatibles con la reserva”, concluyó el técnico de la CAR.

      *      *      *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

 

últimas noticias