Una reina a la que no le faltará el café

Evo Morales renuncia al poder en Bolivia