Las 15 enfermedades de la Iglesia según el papa

Como buen gerente, el pontífice sorprendió en su mensaje de Navidad al enumerar los problemas organizacionales que aquejan a quienes trabajan a su lado.

El papa Francisco les pidió a los miembros de la curia romana reflexionar sobre las enfermedades de la Iglesia. / EFE

El papa Francisco sorprendió este lunes con un mensaje de Navidad a la vez sereno y severo en el que instó a los cardenales a hacerse un “examen de conciencia” ante las quince enfermedades que, dijo, padece la curia romana.

Tras un saludo formal y aburrido a cargo del cardenal Angelo Solano, el papa Francisco ofreció a los cardenales un discurso claro, directo, lleno de humor, que al mismo tiempo mezcló con críticas a la organización eclesiástica.

El discurso se dio en medio de las reformas que intenta llevar a cabo el pontífice y que cada día se parecen más a las que afronta cualquier gerente. Estas son las 15 enfermedades enumeradas por el papa, que bien podrían extenderse a otras instituciones privadas y públicas.

1. SENTIRSE INDISPENSABLE:

Sentirse “inmortal”, “inmune”, o incluso indispensable. “Una visita a un cementerio nos podría ayudar a ver los nombres de tantas personas que pensábamos que eran inmortales”, dijo el papa.

2. EXCESIVA LABORIOSIDAD:

Quienes se sumergen en el trabajo descuidando otros aspectos de la vida.

3. “FOSILIZACIÓN” MENTAL Y ESPIRITUAL:

Quienes pierden la serenidad interior, la vivacidad y la audacia y se convierten en “máquinas de burocracia”.

4. PLANIFICACIÓN EXCESIVA Y FUNCIONALISMO:

Cuando se planifica todo minuciosamente y se cree que con una perfecta planificación todo avanza.

5. MALA COORDINACIÓN:

Cuando los miembros pierden la comunión entre ellos mismos y se  pierde la funcionalidad armoniosa.

6. ALZHÉIMER ESPIRITUAL:

Olvidar el fervor inicial.

7. RIVALIDAD Y VANAGLORIA:

Cuando las apariencias  se convierten en el objetivo  de la vida.

8. ESQUIZOFRENIA EXISTENCIAL:

Quienes viven una doble vida, fruto de la hipocresía.

9.  CHISMES Y MURMURACIÓN:

Enfermedad  que  se adueña de la persona, haciendo que se convierta en “sembradora de cizaña”.

10. DIVINIZAR A LOS JEFES:

Enfermedad de quienes cortejan a los superiores esperando obtener su benevolencia. Son víctimas del afán de hacer carrera y del oportunismo.

11. INDIFERENCIA HACIA LOS DEMÁS:

Cuando cada quien piensa sólo en sí mismo y pierde la sinceridad y el calor de las relaciones humanas.

12. CARA DE FUNERAL:

Personas hurañas y ceñudas, que tratan a  los demás con severidad, rigidez, dureza y arrogancia.

13. ACUMULACIÓN:

Acumular bienes materiales, no por necesidad, sino solo para sentirse seguro.

14. CÍRCULOS CERRADOS:

“Todo reino dividido contra sí mismo queda asolado”, recordó el papa.

15. BENEFICIO MUNDANO:

Tratar  de multiplicar poderes calumniando y desacreditando a los demás.