Ahorrar, un ejercicio que mejora la calidad de vida

El hábito del ahorro se construye paso a paso. Al principio puede parecer difícil pero con el tiempo es algo que se logra de forma natural.

Getty Images

Ahorrar es una de las palabras más mencionadas en las finanzas personales, relevante dentro de la economía de un país y fundamental en el manejo de los recursos a nivel individual. Ahorrar es un concepto simple: no gastar hoy, guardar el dinero y utilizarlo en el futuro. La realidad es que todos quieren ahorrar, pero solo algunos lo logran. Poder ahorrar no depende del nivel de ingreso de la persona sino del hábito que haya adquirido con el tiempo.

Las personas pueden catalogarse como ahorradoras o gastadoras. Para las primeras, ahorrar será más fácil que para las segundas, pero no quiere decir que todo esté perdido. Aquellas personas a las que se les dificulta ahorrar deben desarrollar la costumbre de destinar un valor o porcentaje de su ingreso mensual como ahorro.

Los primeros meses sentirán que deben hacer un esfuerzo extra para ahorrar, pues tendrán que restringir algunos gastos, pero al cabo de un tiempo les resultará “normal” y habrán creado el hábito del ahorro. Es un caso similar para aquellos que madrugan a hacer ejercicio y se levantan de su cama aún a oscuras para salir de la casa y ejercitarse a diario. Después del ejercicio (de ahorrar) se sentirán mejor y satisfechos, pues están logrando mejorar su salud física (financiera).

Mantener el hábito del ahorro será más fácil si el destino de esos recursos económicos tiene un fin particular. Esto quiere decir, si ese ahorro permite cumplir uno de sus objetivos financieros o sueños, no lo sentirá como un sacrificio. En algunos casos, el ahorro acumulado podrá ser útil y valioso, por ejemplo, en caso de pérdida del empleo, para la compra de una vivienda o para solventar alguna calamidad familiar.

El ahorro se puede iniciar cuanto antes. No espere al siguiente mes o año. No aplace la decisión de ahorrar. Muchas veces se dice “el lunes inicio la dieta” o “el otro mes me inscribo al gimnasio”, y lleva años aplazando ahorrar. Tome la decisión y guarde un valor o porcentaje, por ejemplo 10 %, de su ingreso en alguna cuenta o sitio diferente al dinero destinado a sus gastos. Separe ese valor primero, el mismo día de pago y no al final del mes, cuando su cuenta esté en ceros. Oblíguese y acostúmbrese a vivir con un poco menos de dinero mensual y verá que ese ahorro va creciendo rápidamente.

Una herramienta para lograr ese ahorro o para mejorarlo es la construcción y el seguimiento de un presupuesto mensual, el cual le ayudará a pensar en otros posibles ingresos, pero sobre todo a identificar y cuantificar sus gastos. El presupuesto recoge, por un lado, los ingresos de la persona y, de otro lado, los gastos personales. Estos se pueden clasificar en varias categorías que ayudan a su control, como gastos grandes y pequeños, fijos y variables, mensuales o estacionales, entre otros. De esta manera podrá saber en qué se gasta el dinero y tomar decisiones para reducir sus gastos o finalmente eliminarlos de su presupuesto. Un aspecto importante es ser honesto con uno mismo y registrar los valores reales, de lo contrario estará presentando una realidad equivocada.

Ahorrar es un hábito que entre más pronto se adquiera mejor será para la salud financiera y le permitirá estar más preparado para eventualidades u oportunidades que requieran de ese dinero guardado. Ahorrar siempre será sano y le permitirá enfrentarse con mayor tranquilidad a las situaciones del diario vivir.

 

Presupuesto

Una de las herramientas que puede desarrollar para lograr una mejor salud financiera es el presupuesto, que consiste en estimar los ingresos y los gastos previstos para un período.

 

Para elaborar el presupuesto

El plazo de éste debe coincidir con el tiempo de los objetivos financieros. Primero se deben definir los ingresos, que normalmente son bastante ajustados a la realidad, en la medida que para los asalariados son el valor neto del ingreso.

 

Paso a paso

 Ahorrar es un hábito que, entre más pronto se adquiera, permitirá tener mejor salud financiera, así como estar más preparado para eventualidades u oportunidades que requieran de ese dinero guardado.

 

* Profesor de la Facultad de Administración de la Universidadde los Andes.

 

891217

2019-11-17T09:00:09-05:00

article

2019-11-17T13:06:40-05:00

mmorenot_250622

none

Santiago Rodríguez Raga*

Actualidad

Ahorrar, un ejercicio que mejora la calidad de vida

52

4486

4538