Animales en peligro de extinción porque nadie los consume

Según un grupo conservacionista estadounidense, la producción industrial olvidó ciertas razas de aves y mamíferos, poniéndolos en peligro de desaparecer.

El cerdo de raza Red Wattle fue salvado de su extinción por un grupo de granjeros que lo redescubrió para su consumo / @livestockconservancy

Lo común es escuchar a los grupos conservacionistas decir que para proteger un animal que está en peligro de extinción lo mejor es disminuir su consumo. Sin embargo, según la organización estadunidense Livestock Conservacy del Norte de Carolina, hay un grupo de razas que rompe está regla y puede llegar a extinguirse porque nadie se los quiere comer.

Congregados en una lista de 200 aves y mamíferos domesticados que están en riesgo de desaparecer por completo, el equipo está buscando generar interés entre los granjeros para que críen estos animales para su consumo y eviten su extinción.

“Nosotros a veces decimos 'deben comérselos para salvarlos, solo no los coman todos'”, dijo Ryan Walker, encargado de comunicaciones de la organización, al periodista Alastair Bland de National Public Radio.

Un ejemplo que demuestra cómo comer un animal puede salvarlo de desvanecerse, son los cerdos de raza Choctaw. Criado por la tribu norteamericana que lleva su mismo nombre, quienes solían consumirlo a menudo, la presencia del cerdo disminuyó a la vez que la tribu fue desplazada de la región. Hoy en día, los Choctaw sólo existen en pequeñas granjas de Oklahoma y podrían quedar eliminados ante cualquier desastre natural.

El problema con estas razas olvidadas en la mesa comenzó hace 70 años, cuando en la producción industrial comenzaron a dominar los animales que crecían más rápido y se reproducían más fácil. Castas que antes eran comercialmente relevantes empezaron a desaparecer y según Livestock Conservacy lo único que podría salvarlos es que vuelvan a estar expuestos en los estantes de las carnicerías.

De hecho, el cerdo de raza Red Wattle y la vaca Randall Lineback, han sido dos casos de éxito en Estados Unidos. Después de ser olvidadas para la producción pecuaria, distintos grupos de granjeros los empezaron a criar y aumentaron su población. Por esto, la organización conservacionista está desarrollando un programa en el que ayuda coordinar a los granjeros para que encuentren razas raras y escasas a las que puedan salvar, al criarlas para su consumo.

 

Lea el artículo completo aquí.