Ante reclamo de mujeres, RAE cambia la definición de la palabra "fácil"

La Real Academia Española de la lengua modificó una acepción de la palabra fácil como un adjetivo para calificar a una mujer que se presta sin problemas a mantener relaciones sexuales.

Marcha de cientos de mujeres contra la violencia de género. Agencia Anadolu

La Real Academia Española (RAE) modificó una de las definiciones sobre ‘fácil’ que tenía en su diccionario, donde se describía como un adjetivo para calificar a una mujer sin problemas para mantener relaciones sexuales.

La RAE cambió la frase “dicho especialmente de una mujer” en la definición de ‘fácil’ y la reemplazó por ‘persona’, sin especificar el género.

La quinta acepción de la palabra se lee ahora en los diccionarios de la Real Academia Española como “dicho de una persona: Que se presta sin problemas a mantener relaciones sexuales”.

La modificación de la frase se dio luego de una campaña liderada por las estudiantes de la institución educativa Manuel Pérez de Santa Cruz, ubicada en Tenerife, España, llamada ‘RAE piensa fácil’.

Las estudiantes publicaron un video, a finales de enero, en el que cada una pasa al frente de la cámara, menciona su nombre y afirma “no soy fácil”. La grabación termina con una arenga de las alumnas con la frase “no somos fáciles, somos libres”.

 

 

 

Los estudiantes exigían una definición que no sea machista y están en etapa de recolección de firmas en la plataforma Change.org. “Me gustaría que, en este país, al igual que en el resto, se trate a la mujer desde el mismo punto de vista que a un hombre, somos personas, somos iguales y no nos diferencia nuestro sexo, todos tenemos los mismos derechos, así que si estáis de acuerdo firmad esto para que se retire esta ‘definición’ que la Real Academia Española adopta como correcta”, señalaba la solicitud.

“No soy fácil, soy Claudia”, “no soy fácil, soy Paula”, “no soy fácil, soy Laura”, “no soy fácil, soy Andre”, “no soy fácil, soy Edna”, aseguran ante cámaras las colegialas. Seguidamente, aparecen los hombres en escena: “Si ella es fácil, yo soy fácil”, “y yo”, “yo también”. “No somos fáciles, somos libres”, gritan ellas. “No somos fáciles, somos iguales”, manifestaban utilizando el hashtag #HazloFácilRAE.

La RAE respondió en enero, ante el reclamo de la campaña, que su función es reflejar las expresiones en uso, conocidas y utilizadas por la sociedad y en textos.