Un 62% de jóvenes iraquíes acepta crímenes de honor

Así lo señala un estudio adelantado por la ONU.

Un 62 por ciento de los jóvenes iraquíes está de acuerdo con los crímenes de honor, si quien profana la reputación familiar es una chica, dice un documento publicado hoy por la ONU, que también recomienda posibles soluciones.

En la conmemoración del Día Internacional de la Juventud, el Fondo de la ONU para la Población (UNFPA) advierte sobre los principales problemas de los jóvenes iraquíes, que representan casi el 50 por ciento de los habitantes de Irak.

Según el informe, Irak es uno de los estados cuya juventud afronta un "futuro más desalentador" debido a la confusión y el conflicto que han caracterizado al país durante casi tres décadas.

Muchos de ellos, dice el UNFPA, tienen actitudes conservadoras e intolerantes.

Por ejemplo, el 62 por ciento de los jóvenes está de acuerdo con que un miembro de la familia mate a una chica si ésta profana el honor de su estirpe, aunque solo 32 por ciento apoya hacer lo mismo con los hombres.

Además, el cincuenta por ciento no tiene amigos de una religión diferente a la suya.

Asimismo, el 92 por ciento piensa que una mujer debe pedir permiso antes de buscar un trabajo, mientras que el 80 por ciento cree que ellas pueden viajar únicamente si van acompañadas.

El motivo de tal intolerancia tiene que ver con los problemas educativos, explica el documento.

Poco más de 300.000 jóvenes iraquíes, entre los 10 y 18 años, nunca han ido a la escuela; el 65 por ciento del total no sabe usar una computadora y solo el 13 por ciento utiliza internet.

En términos de empleo, el 30 por ciento de la población joven no tiene trabajo, lo que supone el doble del promedio de desempleo nacional.

El 70 por ciento dice que no le interesa ninguna actividad cultural o artística y 68 por ciento no practica ningún deporte.

No obstante, el texto destaca la alta participación política de la juventud iraquí: el 70 por ciento de ellos votó en las elecciones parlamentarias del pasado 7 marzo y el 86 por ciento dijo que lo haría en los próximos comicios.

Por otro lado, una representante de la Secretaría General de la ONU en Irak, Christine McNab, subrayó hoy en un comunicado que el país árabe debe superar problemas de fondo para que sus jóvenes constituyan una sociedad más próspera y tolerante.

"Los retos que enfrenta la juventud iraquí, que nació bajo un sistema de sanciones y elevada violencia, son muchos", dice en la nota, la representante de la ONU, Christine McNab.

El desempleo, la falta de educación y de oportunidades de desarrollo, así como la exclusión social de los jóvenes, son algunos de los desafíos que tiene ante sí el país para construir "un Irak más seguro, próspero y estable", continúa la nota.

Para la funcionaria de la ONU, la celebración del Día Internacional de la Juventud, proclamado por la Asamblea General en diciembre del 2009, es una oportunidad para que "Irak intensifique sus esfuerzos por incluir políticas que beneficien a los jóvenes".

Temas relacionados