El Papa denuncia la "corriente 'laicista' que quiere eliminar a Dios"

"La experiencia enseña que un mundo sin Dios es un 'infierno'", señaló Benedicto XVI.

El papa Benedicto XVI denunció "una fuerte corriente 'laicista' que quiere eliminar a Dios" en un mensaje publicado el viernes de cara a las 26ª Jornadas Mundiales de la Juventud (JMJ) previstas en Madrid del 16 al 21 de agosto de 2011.

"Hay una fuerte corriente 'laicista' que quiere eliminar a Dios de la vida de las personas y de la sociedad, proyectando y tratando de crear un 'paraíso' sin él", afirma el Papa en este texto publicado por el servicio de prensa del Vaticano, en el que llama a Europa a "recobrar sus raíces cristianas".

"La cultura actual, en algunas regiones del mundo, sobre todo en Occidente, tienden a excluir a Dios o a considerar la fe como un hecho privado, sin que sea pertinente para la vida social", insiste, a la vez que denuncia una "suerte de 'eclipse de Dios', una cierta amnesia e incluso un real rechazo del cristianismo" con un "riesgo de perder su propia identidad profunda".

Para Benedicto XVI al contrario, "todos los valores sobre los que se basan la sociedad vienen del Evangelio, como el sentido de la dignidad de la persona, de la solidaridad, del trabajo y de la familia".

"La experiencia enseña que un mundo sin Dios es un 'infierno' en el que prevalecen los egoísmos, las divisiones en las familias, el odio entre las personas y los pueblos, la falta de amor, de alegría y de esperanza", añade.

Teme por otra parte que haya "cristianos que se dejen seducir por el modo de pensar laicista" o que "simplemente hayan dejado enfriar su fe en Cristo, lo cual tiene inevitables consecuencias negativas en un aspecto moral".

El Papa critica también "el relativismo ambiente, que consiste en decir que todo es lo mismo y que no hay ninguna verdad ni referencia absoluta", estimando que genera "inestabilidad, decepción (y) conformismo con las modas del momento".

"Queridos jóvenes, ¡la Iglesia cuenta con vosotros! Necesita su fe viva, su caridad creativa y el dinamismo de vuestra esperanza", concluyó el Papa en la perspectiva de estas jornadas organizadas en torno a la temática: "arraigados y fundados en Cristo, consolidados en la fe".

Temas relacionados