Tabaré Vázquez acusa a la Philip Morris de querer dar un “escarmiento” a Uruguay

El ex presidente, en cuya presidencia su país adoptó varias leyes antitabaco, dijo que la multinacional quiere intimidar su nación.

La tabacalera internacional Philip Morris -que demandó a Uruguay por sus medidas antitabaco- quiere "dar un escarmiento al Uruguay e intimidar a otros países", acusó el lunes el ex presidente Tabaré Vázquez (2005-2010).

Vázquez -oncólogo de profesión y bajo cuya presidencia fueron aprobadas las normas antitabaco- hizo esta afirmación en un discurso como orador invitado en la inauguración de la cuarta Conferencia de las Partes sobre el convenio de la OMS para el control del tabaco, en Punta del Este (sudeste).

"La oposición más feroz al Uruguay libre de humo de tabaco no parte de los fumadores uruguayos, que los hay y muchos, no parte de los comerciantes que venden productos de tabaco, que también los hay y con derecho a hacer buenos negocios, sino que viene de Philip Morris", subrayó Vázquez, que fue aplaudido de pie por gran parte de los representantes de más de 170 países presentes.

La tabacalera demandó a comienzos de 2010 al Estado uruguayo ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), dependiente del Banco Mundial, por presuntos daños causados por las medidas antitabaco.

Ex presidente aseguró que "el tabaquismo, como la guerra, mata a muchos (...) pero también enriquece a algunos. Obvio es decir que a esta tabacalera, como a todas las tabacaleras, poco le importa la salud de los consumidores".

"Tampoco le desvela el reducido mercado uruguayo ni la irrelevante competencia de las tabacaleras locales. Lo que sí le interesa y mucho, a esta y otras multinacionales del tabaco, es dar un escarmiento al Uruguay e intimidar a otros países que están instrumentando políticas públicas para el control del tabaco o se disponen a hacerlo", enfatizó.

Uruguay se convirtió el 1 de marzo de 2006 en el primer país de América Latina y el quinto del mundo en ser libre de humo de tabaco. Según datos brindados por el ministro de salud pública, Daniel Olesker, la prevalencia de tabaco en el país bajó 25% en los últimos tres años.