Cómo afrontar el complejo dumbo

Durante los próximos cuatro días, reconocidos cirujanos plásticos
faciales de 90 países se reúnen en Cartagena para discutir los
procedimientos y la tecnología de punta que se está utilizando en
Colombia y el mundo.

Desde los seis años, Natalia García se ha sentido acomplejada por el tamaño de sus orejas. Durante un tiempo intentó esconderlas debajo de su pelo, pero aún así sus compañeros se burlaban de ella y la llamaban ‘tacita’ o ‘dumbo’. Todos los días llegaba llorando a su casa, suplicándole a su mamá que la dejara operarse, que se lo regalara de cumpleaños o de Navidad. Pero a Martha le aterraba la idea de que su pequeña se sometiera a una cirugía y en cambio optó por comprar un pegante especial para la piel y echarle todos los días dos goticas detrás de las orejas.

Natalia, sin embargo, siguió insistiendo con la operación, hasta que su madre accedió cuando cumplió 14 años. “El procedimiento no duró más de una hora y desde entonces la autoestima de mi hija mejoró, al igual que sus relaciones interpersonales”, cuenta Martha. Al igual que Natalia, decenas de niños en Colombia que tienen las orejas levantadas o salidas sufren del denominado complejo ‘dumbo’. Este es un defecto físico que está determinado por la genética de cada ser humano y que puede corregirse mediante una sencilla cirugía a partir de los seis años.

Jorge Enrique Espinosa, médico y presidente de la Sociedad Colombiana  de Cirugía Plástica Facial, explica que este tipo de procedimientos en niños ha aumentado un 50% los últimos años. “Cada vez son más los menores que sufren por los comentarios y burlas  de sus compañeros y deciden practicarse esta cirugía”. El ángulo que hay entre la oreja y el cráneo debe ser mayor de 30 grados para que se justifique la operación, que consiste en hacer una herida por detrás de la oreja a través de la cual se llega al esqueleto, que es cartilaginoso, luego se esculpe el cartílago, se colocan dos o tres puntos y finalmente se cierra la herida.

El auge que se ha registrado en Colombia y en el mundo en la otoplastia para niños motivó a los médicos de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Facial a incluir este tema dentro de las conferencias del V Congreso Internacional de Cirugía Plástica Facial, que se realiza en Cartagena hasta el próximo 8 de marzo. Algunos de los reconocidos médicos y cirujanos que asisten al evento son Ted Cook, Regan Thomas y Gaylon Collough de Estados Unidos; Gilbert Nols Trenite de Holanda y Julio Stedile de Brasil. Cada uno de ellos asistirá y presidirá charlas sobre los procedimientos y tecnologías de punta que se están utilizando en el mundo.

Cirugías de nariz para contrarrestar problemas respiratorios en niños, procedimientos especializados con láser para borrar pequeñas cicatrices de la cara, tecnología de punta para levantar las cejas, operaciones para combatir el envejecimiento del rostro y nuevas técnicas que permiten eliminar las arrugas de la frente son algunos de los contenidos que se expondrán y discutirán durante este Congreso.

La disminución significativa en los precios de las cirugías faciales y el surgimiento de nuevas técnicas que no producen dolor ni malestar en la recuperación, han contribuido a que el número de personas, especialmente hombres y niños, que deciden recurrir a estos procedimientos sea cada vez mayor. En los últimos diez años el índice de pacientes ha aumentado un 34% de acuerdo con los datos registrados por la Sociedad Estadounidense de Cirujanos Plásticos. Y según los expertos, esta cifra crecerá significativamente en los próximos cinco años.

Temas relacionados