‘Alas' del edificio de Calatrava en la ‘zona cero' no se abrirán y cerrarán

Las ‘alas' de la terminal de transportes de la llamada ‘zona cero' de La Gran Manzana, diseñada por el arquitecto español Santiago Calatrava, no se abrirán y cerrarán como se preveía debido a una reducción de costos, anunció la Autoridad del Puerto de Nueva York y Nueva Jersey.

Según el diseño original de Calatrava, el techo de vidrio del pabellón central de la estación del World Trade Center se abriría cada año coincidiendo con el aniversario de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 o cuando el tiempo fuera bueno.

Las ‘alas' de la cubierta debían alzarse casi 50 metros, como si fueran un pájaro dispuesto a volar, y dejar pasar la luz incluso hasta a 18 metros de profundidad, donde estarían los andenes de la estación.

Cuando Calatrava presentó el proyecto en 2004 indicó que la idea de dejar pasar la luz hasta lo más profundo no solo servía como material de construcción de la obra sino que también era un símbolo del renacimiento y de la renovación de la ciudad tras los atentados del 11-S.

El director ejecutivo de la Autoridad del Puerto de Nueva York y Nueva Jersey, Christopher Ward, anunció que las ‘alas' de la estación permanecerán inmóviles y precisó que Calatrava ha dado su visto bueno al cambio del diseño.

Ward reconoció que ha sido "una decisión difícil, pero correcta" porque así la estación diseñada por el arquitecto español se ajustará mejor al resto de edificios del complejo.

La Autoridad portuaria, que gestiona los aeropuertos, túneles y puentes, es propietaria del World Trade Center, cuya reconstrucción asumió en 2006, y considera que al desplegarse las ‘alas' del edificio quedarían "demasiado cerca" de los rascacielos que rodearán esta terminal de transportes.

La modificación del diseño permitirá, según Ward, ahorrar tiempo y dinero en la construcción de la terminal.

La Autoridad del Puerto de Nueva York y Nueva Jersey presentó el pasado lunes un informe al gobernador de Nueva York, David Paterson, en el que aseguraba que el calendario y los costes del proyecto anunciados previamente al público para la reconstrucción de la ‘zona cero' no son realistas y proponía establecer un calendario claro y factible antes de final de septiembre.
En la ‘zona cero', ubicada en el sur de Manhattan y donde antes de los atentados se alzaban las Torres Gemelas, está previsto construir cinco edificios para oficinas, la terminal de transporte diseñada por Calatrava y espacio para locales comerciales, además de un monumento y un museo en memoria de las casi 3.000 personas que perdieron la vida en la tragedia.

En un principio, el museo y el monumento estaba previsto para 2011, coincidiendo con el décimo aniversario del atentado, mientras que la Torre de la Libertad, el edificio más emblemático del complejo, y otros rascacielos abrirían sus puertas en 2013, pero las autoridades de Nueva York han dejado claro que las fechas se modificarán.