Alquilando pasaportes

Una banda de traficantes de personas - polleros- en la ciudad fronteriza Juárez, alquila pasaportes robados a personas con cierto parecido físico a quienes se los sustrajeron para ayudarles a cruzar la frontera, informa hoy un diario mexicano.

Los interesados llegan a pagar unos 470 dólares por el préstamo del pasaporte que, una vez en Texas, Estados Unidos, deben devolver a los integrantes de la red a través de una persona que acompaña al inmigrante.

Según el periódico, los potenciales inmigrantes contactan a personas cerca del puente internacional Santa Fe, les toman una foto en una casa y la cotejan con los cientos de pasaportes robados que tienen en su poder en otro lugar
Si encuentran uno con parecido suficiente al sujeto, se lo alquilan para que cruce, un método que "es efectivo", informa el rotativo.

El periódico señala que en los últimos meses han aumentado los robos de pasaportes en Ciudad Juárez y alrededores. Datos del Instituto Nacional de Migración señalan que en el norte del país unos 500.000 mexicanos emigran a Estados Unidos cada año.