Bogart, Chaplin y Ricky Martin llegaron o se fueron en Navidad

El nacimiento y la muerte no pueden irse de vacaciones y también suceden en Navidad. Incluso para los personajes más célebres.

Grandes estrellas y personalidades de la cultura llegaron al mundo en estas fechas, como Humphrey Bogart, Juan Ramón Jiménez o Ricky Martin, y otras se despidieron del mismo en plena celebración, como James Brown, Joan Miró o Charles Chaplin.

Así, en plena Nochebuena de 1922 la madre de Ava Gardner tuvo que cancelar toda celebración para alumbrar a su hija, que vino al mundo en el seno de una familia tabaquera de Carolina del Norte (EEUU); años más tarde aquel regalo de Navidad solucionaría la economía de la casa y se convertiría en mito erótico del celuloide.

Muchos años antes, en 1881, en la localidad andaluza de Moguer (Huelva) nacía el premio Nobel de Literatura de 1956, Juan Ramón Jiménez; mientras que el cantante Ricky Martin lo hacía el mismo día aunque noventa años después, de niño empezó la carrera musical que le convertiría en uno de los reyes del pop latino.

Michael Curtiz, de origen judío, no interrumpió a su familia celebración alguna al nacer en la Nochebuena de 1888 en Budapest, aunque el protagonista de su película más famosa, "Casablanca" (1942), también compartiría nacimiento por estas fechas.

Humphrey Bogart nació en Nueva York el día de Navidad de 1899 en el seno de una familia "muy pretenciosa", conflictiva y poco dada a los afectos: su padre era un médico adicto a la morfina, mientras que su madre nunca apoyó sus elecciones vitales.

El año pasado, en cambio, fallecía en plena Navidad el cantante de funky James Brown, aunque no podría ser enterrado hasta varias semanas después por un conflicto legal tan disparatado como el vestuario del cantante sobre el escenario.

Su muerte entroncaba la tradición de grandes artistas que se despidieron en un día que celebra la Natividad, como Dean Martin en 1995, Joan Miró en 1983 o Charles Chaplin, que murió mientras dormía en la localidad suiza de Vevey hace ahora treinta años.

También hay celebridades del mundo del espectáculo que sí eligieron esta fecha para jurarse amor, que, en la farándula, hay muchas garantías de que no sea eterno. Ni Nicole Kidman y Tom Cruise que contrajeron matrimonio el 24 de diciembre de 2000, ni Cary Grant y Betsy Drake -en la Navidad de 1949- ni Margaret Sullavan y Henry Fonda el mismo día pero de 1931- pudieron escapar años más tarde al divorcio. Estos últimos, de hecho, ni siquiera llegarían juntos a la primavera.