Cerca de 100 asesinatos a homosexuales en los últimos dos años

Las ciudades que presentan mayor número de registros de agresión y asesinato a la comunidad LGBT, lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas, son Bogotá, Cali, Medellín, Bucaramanga y Montería. Según Colombia Diversa este tipo de actos se presentan cuando estas personas hacen evidente su tendencia sexual.

Los actos violentos en contra de los homosexuales no solo se presentan por parte de la población civil, según Marcela Sánchez, directora de Colombia Diversa, estas agresiones también son cometidas por la Policía, instituciones educativas y hasta el mismo Gobierno.

Para Sánchez, lo más preocupante de todo es que este tipo de homicidios son calificados como crímenes pasionales, “lo que contribuye, no sólo a desviar la investigación, sino que pretende explicar y justificar una conducta criminal, banalizándola y asociándola con la pérdida de control, motivada por relaciones de mucha intensidad”.

Según el informe realizado por Colombia Diversa en 2006, la Policía abusa del poder cuando ve que una pareja homosexual se demuestra cariño en un espacio público, en estos casos “el abuso policial se traduce en detenciones arbitrarias, uso excesivo de la fuerza, agresiones físicas, insultos homofóbicos y castigos injustificados”.

Así mismo, las instituciones educativas también hacen parte del grupo poblacional que no tolera a los gays, está demostrado con casos como el del Colegio Da Vinci de Manizales, el cual destituyó a dos alumnas porque aceptaron su condición de lesbianas. Debido a una tutela el plantel se vio en la obligación de reintegrarlas.

Cecilia López, senadora liberal, y Gina Parody, senadora del Partido de La U, confirman que los proyectos de ley liderados para favorecer a la comunidad LGBT se han visto truncados en varias oportunidades por la bancada del Congreso, quienes votan en contra de la igualdad de derechos para los colombianos.

Parody encabeza el proyecto antidiscriminación, el cual propone la igualdad para todos y todas, a la Senadora le parece incomprensible  entender “Por qué la sociedad es la que decide si Pedro puede vivir con Ana pero no con Juan, es la sociedad la que va a ser feliz o es Pedro. Esta no es una lucha por privilegios, es una lucha por la igualdad”.

“Cuál es la diferencia en el trato de un homosexual en una cárcel colombiana y en los campos de concentración de Hitler, ninguna porque en los dos sitios los violan y terminan muertos por el hecho de ser homosexuales” agregó.

Parody reconoce las restricciones a las que se somete la comunidad LGBT y por eso hace un llamado a esa parte de la población, que representa el 10%, para que se hagan sentir y así se puedan reconocer sus derechos, para esto hace alusión a una frase de la filósofa alemana Hannah Arendt, “Cómo es posible vivir en el mundo, amando al prójimo, sí el prójimo e incluso tú mismo no acepta quien eres”.

Por su parte, Cecilia López lidera el proyecto de ley de transformación social en el que intenta conseguir por lo menos un mínimo vital para la comunidad LGBT, con el cual el estado, por obligación, debe garantizar una vida digna a las personas.

“En Colombia no hay ciudadanos de primera, ni de segunda, ni de tercera categoría, todos por igual son prioridad y por lo tanto, deben tener los mismo derechos” señala la Senadora Liberal.

Así mismo, hace un llamado para que las personas homosexuales puedan tener un acceso a la salud, educación, vivienda y trabajo, sin ninguna restricción al respecto.