Más de 2 millones de niños son explotados laboralmente en Colombia

Las poblaciones más afectadas  por este flagelo en el territorio nacional son Barranquilla, Armenia, Pereira y Manizales. Uno de los peores trabajos en los que también se desempeñan la infancia son  el comercio callejero, explotación sexual, trabajo doméstico y el conflicto armado. Actualmente, 35 mil niños están dedicados a la prostitución y 10 mil al conflicto armado.

Estas cifras hacen parte de un estudio realizado por el Comité Institucional de erradicación contra el trabajo infantil que promueve estrategias educativas para alcanzar los objetivos del milenio, liderados por la ONU. Una de ellas es atacar y anular por completo la explotación laboral a pequeños de entre cinco y siete años que se desempeñan en actividades de alto riesgo como el trabajo en las minerías.

Además del trabajo en las minas, los niños y niñas que forman parte de la población vulnerada se distribuyen en actividades de agricultura con 393.058; en comercio 338.058; industria 132.842; transporte y comunicaciones 46.418; construcción 27.198; inmobiliaria 19.544 y minas 8.735.

El Ministerio de Protección Social no tiene estadísticas precisas que determinen el número exacto de los pequeños que se dedican desde muy temprana edad a actividades laborales, pero las tendencias indican que de 100 niños siete están siendo explotados laboralmente.

Colombia desde 2001 ha implementado estrategias para disminuir este flagelo en la población. Liliana Obregón de la Organización Internacional del  Trabajo, dice que “estas estrategias han logrado que hoy en día 12 mil niños estén amparados por distintos programas”.

 “Uno de los proyectos que lidera el Gobierno para contrarrestar esta problemática es el programa de ‘Familias en acción’, que sirve de colchón para las familias que han sido víctimas de la violencia, los niños de esos núcleos familiares que se han visto en la obligación de dejar de estudiar y empezar a trabajar porque padecieron el fenómeno del desplazamiento, pueden ser vinculados nuevamente a la vida escolar gracias a este programa” explicó Andrés Fernando Palacio, viceministro de Relaciones Laborales de Minprotección.

‘Edúcame Primero Colombia’ es otro proyecto que ofrece al niño trabajador una contrajornada de 3.5 horas de juego, trabajo artístico y académico supervisado; a esta jornada se le llama Espacio Para Crecer.

De la misma forma, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) invierte anualmente 2.500 millones de pesos para crear clubes juveniles y pre-juveniles. “En estos clubes  se les enseña a los niños que el estudio es la solución a esta problemática que aqueja a los países que están en procesos de desarrollo, así mismo, se les impulsa el arte y la cultura” señala Elvira Forero Hernández, directora del ICBF.

Las entidades gubernamentales que hacen parte del Comité contra el trabajo infantil son el Ministerio de Protección Social, la Organización Internacional del Trabajo, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, el Ministerio de Educación y UNICEF.

Temas relacionados