El ser humano se arriesga más cuando conoce bien los beneficios de su acción

Así lo asegura un estudio publicado por la revista científica británica <em>Nature</em>, que realizaron científicos israelíes.

Científicos de la universidad de Tel Aviv (Israel) han demostrado que las personas asumen más riesgos cuando las potenciales recompensas están mejor definidas.

Así, una persona descartaría una opción totalmente segura por una menos probable si conociera a la perfección los beneficios que puede conseguir con su decisión.

En contraposición, si los resultados de la opción arriesgada son difíciles de distinguir o si no hay mucha diferencia entre los beneficios de ambas, elegirá la opción segura.

Los investigadores llegaron a esta conclusión después de analizar los resultados de un experimento en el que un grupo de voluntarios tenía que elegir qué botón de una pantalla utilizar para conseguir beneficios. El botón "R" era el de la opción de riesgo y el "S" la de seguridad.

Al principio, la opción seguridad daba tres puntos en todas las circunstancias y la opción riesgo, cuatro puntos, pero con una probabilidad del 80 por ciento.

Como las opciones se presentaban de forma sencilla, los voluntarios eligieron la menos segura porque conocían qué resultados podían obtener.

Sin embargo, en la segunda fase del experimento las puntuaciones 3 y 4 fueron sustituidas por nubes de 30 y 40 figuras, difíciles de distinguir entre sí, y entonces los jugadores cambiaron la táctica y optaron por la recompensa segura.

Temas relacionados