El uruguayo Carlos Ameglio expandirá su filmografía con nuevas producciones

<p>Tras la espléndida acogida de su ópera prima La Cáscara, el publicista uruguayo Carlos Ameglio continúa apostando por su carrera cinematográfica bajo la dirección de dos proyecciones de mayor envergadura.</p>

En el marco de la 24 edición del Festival de Cine Latino de Chicago, Ameglio señaló a Efe que está plenamente concentrado en las dos nuevas producciones.

El director uruguayo señaló que la primera cinta, bajo el nombre de "El sueño del monstruo", narrará una fábula sobre autoritarismo, bañada con tintes de "película de estudio típica de Tim Burton".

Asimismo, las grandes pantallas también proyectarán próximamente su película "Resurrectores", una comedia negra de ciencia ficción "completamente loca, más comercial y masiva".

Según Ameglio, la producción cinematográfica uruguaya, que ronda la media de tres cintas anuales, responde a "un cine muy personal, siempre de autor, con películas muy diferentes pero de una gran calidad".

"Son largometrajes que funcionan en los festivales internacionales -manifestó- y sobre todo en aquellos países donde han sido co-producidos".

Esta visión personal encaja con los galardones que ha cosechado su primer largometraje en diferentes muestras, entre los que se encuentran el premio a la mejor fotografía en Nueva York (EE.UU.), el de la crítica en Bogotá (Colombia), así como a la mejor película en Leipzig (Alemania) y Aarhus (Dinamarca).

A lo largo de una hora y media de duración La Cáscara (2007), co-producida entre España, Argentina y Uruguay, cuenta la desventura de Pedro, un creativo publicitario mediocre que tiene que enfrentarse solo a una campaña cuando su compañero, el brillante profesional que solía tener las buenas ideas, muere repentinamente.

A partir de ese momento, Pedro, encarnado por el actor argentino Juan Manuel Alari, comenzará a buscar la idea que había dejado sin desarrollar su compañero, para lo cual llegará incluso a usurpar su lugar y a atribuirse sus proyectos.

La ópera prima del cineasta uruguayo se proyecta estos días en la muestra cinematográfica de la ciudad más grande de Illinois, que se celebra del 4 de abril al próximo día 16.

Al respecto, Ameglio subrayó que por su mezcla de géneros y su guión complejo los espectadores acogen la cinta o muy bien o muy mal, sin términos medios.

"Es una película difícil de encasillar, que no tiene nada que ver con lo cotidiano -añadió- y está construida de una forma totalmente atípica".

En este sentido, la intención de Ameglio era además "desmitificar la publicidad", aunque en Uruguay, al contrario de lo que ocurre en otros lugares, está vista como una profesión "sin ningún glamour" y por eso a los que se dedican a ella se les suele decir, despectivamente, que "trabajan en los reclaimers".

Temas relacionados