En Italia una mujer lleva 36 días sin comer

Wanda Montanelli, defensora de los derechos de la mujer,  protesta contra el machismo político.

Wanda Montanelli es una defensora defensora de la igualdad de la mujer en la sociedad italiana. Hoy, cumple 36 días su huelga de hambre en protesta por el “machismo político” y “mediático” de su país, según denunció en rueda de prensa.
Montanelli, pertenece al partido Italia de los Valores, IDV, dijo sentirse relativamente bien físicamente, pero “mejor de espíritu” y afirmó estar “muy determinada” a continuar con su protesta “hasta obtener resultados”.

Lo que Montanelli busca es que los medios de comunicación italianos “llamen la atención” sobre la situación de la mujer en Italia. Agregó que bastaría con celebrar un debate televisivo en hora de máxima audiencia con el presidente de su partido, el juez Antonio Di Pietro, para que explique por qué IDV tendrá sólo tres mujeres, quizá cuatro, entre los 43 candidatos que han obtenido escaño en las últimas elecciones, un porcentaje de mujeres de entre el 7 y el 11%, que hace a su partido “particularmente machista”.

Sin embargo, las cifras no son mucho mejores en otras formaciones políticas del país, donde no ha habido reacción alguna a las declaraciones del futuro primer ministro, Silvio Berlusconi, quien dijo que el nuevo Gobierno español es “demasiado rosa”, al tener mayoría de ministras en su gabinete.

Según la asociación feminista italiana Arcidonne, en las últimas elecciones han sido elegidas 188 diputadas y senadoras de 945 parlamentarios, lo que representa un 19,8%, apenas un 1,7% más que en las anteriores. Se trata de una mejora que permitirá a Italia pasar del puesto setenta al puesto cincuenta de la clasificación mundial, aunque permanece en el último lugar de la Unión Europea.

“El poder político en Italia es machista, porque los hombres saben que cuando una mujer da un paso hacia adelante, ellos tienen que dar uno atrás”, explicó Montanelli.

Si para Berlusconi el Gobierno español es “demasiado rosa”  para Montanelli es un “ejemplo”, porque allí -dice- la sociedad cuenta “con hombres inteligentes” que se han dado cuenta de que el mundo está compuesto por ambos sexos.

La defensora de los derechos de la mujer aseguró que la diferencia entre Italia y España es “abismal” y citó también a Noruega y Francia como modelos a seguir.

Temas relacionados

 

últimas noticias