Médicos reclaman legalización en España de las “madres de alquiler”

<p>Un grupo de expertos en medicina reproductiva abogó por legalizar en España el “vientre de alquiler” , siempre que obedezca a razones médicas y en los casos en los que las mujeres no tengan otra forma de tener un hijo a partir de sus propios ovocitos.</p><p>&nbsp;</p>

El uso de ésta técnica fue uno de los temas abordados hoy en el XXIV Encuentro Anual de Medicina Reproductiva de Europa (ESHRE) , en la ciudad española de Barcelona (norte) y en el que los especialistas destacaron la necesidad de legalizar la práctica de las "madres de alquiler".

La Ley de Reproducción Asistida española declara ilegal el uso de los "vientres de alquiler", práctica en la que una mujer "cede" su útero para que, mediante una fecundación in vitro, se le implanten los embriones de los futuros padres.

La bióloga Anna Veiga, del Centro de Medicina Regenerativa de Barcelona, afirmó que el uso de este procedimiento no se debería generalizar, sino que se tendría que aplicar "de manera pormenorizada" , tras examinar detenidamente cada caso.

En la misma línea, Francesca Vidal, investigadora de la Universidad Autónoma de Barcelona, recordó que el uso del "vientre de alquiler" nunca debería llevarse a cabo por cuestiones estéticas, sino por "condiciones médicas necesarias".

Los más de 7.000 expertos que participan en este congreso dialogaron también sobre los límites éticos y sociales que plantean las nuevas técnicas de fecundación in vitro, que han hecho posible que varias mujeres sexagenarias hayan sido madres.

Veiga explicó también que en España existe un "consenso" no escrito entre los profesionales de la medicina reproductiva para no tratar a mujeres de más de cincuenta años, edad aproximada en que termina el ciclo de reproducción natural de la mujer.

Señaló además que, ante casos como estos, es la sociedad la que debe determinar hasta qué punto es adecuado ayudar a estas mujeres.

La generalización del uso de la fecundación in vitro se debe a que las mujeres retrasan cada vez más su maternidad y a que, como consecuencia, se encuentran más expuestas a factores que "interfieren" en el ciclo reproductivo, como los cosméticos o los insecticidas.

Temas relacionados