Modelaje y publicidad firman carta anti-anorexia

Representantes del mundo de la moda, la publicidad y la comunicación firmaron en París, junto al Ministerio de Sanidad francés, un código de buena conducta para combatir la anorexia.

La llamada "Carta de compromiso voluntario sobre la imagen del cuerpo y contra la anorexia" no contiene medidas vinculantes, sino promesas "compartidas y concertadas" por los firmantes.

El texto es el resultado de una iniciativa lanzada por el Gobierno francés hace más de un año, tras la polémica sobre la delgadez excesiva de las modelos y su presunta incitación a la anorexia entre la juventud.

Varios países europeos han lanzado iniciativas similares, mientras que España, pionera en la materia, fijó criterios clínicos y un Índice de Masa Corporal (IMC), cuyo incumplimiento supone la exclusión de Pasarela Cibeles de las modelos excesivamente delgadas.

Los suscribientes de la "Carta" francesa se comprometen a no aceptar la difusión de "imágenes de personas, especialmente si se trata de jóvenes", que pueden contribuir a "promover un modelo de delgadez extrema".

El texto establece que "nos comprometemos a promover en el conjunto de nuestras actividades una diversidad en la representación del cuerpo, evitando toda forma de estereotipo que pueda favorecer la constitución de un arquetipo estético potencialmente peligroso para las poblaciones frágiles".

Para el mundo de la moda y la creación, habrá una campaña de información ante la medicina del trabajo sobre los riesgos que acarrea la "delgadez extrema".

Los signatarios de la "Carta" incluyen las federaciones francesas de la moda pret-à-porter femenina y de la alta costura, sindicatos de agencias de modelos, la Unión de Industrias de la Vestimenta o la Oficina de Verificación de la Publicidad (BVP, en francés).

El código "nos permite abrir el camino de un enfoque global de la prevención de la anorexia", afirmó la ministra de Sanidad, Roselyne Bachelot, quien también suscribió a este compromiso.

Bachelot recalcó que hay que diferenciar entre revistas femeninas que dan consejos sobre cómo perder unos kilos cuando se acerca el verano o las fiestas de fin de año y ciertas páginas de internet que incitan "explícitamente" a la anorexia, una enfermedad que afecta supuestamente a entre 30.000 y 40.000 personas en Francia.

La firma de la "Carta" coincidió con la presentación de una proposición de ley dirigida en particular contra estos sitios en Internet y que convierte en delito la incitación a la anorexia.

La proposición de ley, presentada en la Cámara de los Diputados por una legisladora del partido conservador gobernante, Unión por un Movimiento Popular (UMP), con el apoyo de la ministra de Sanidad, será examinado la semana próxima.

Se trata de crear "un nuevo delito en el Código Penal", punible con dos años de prisión y 30.000 euros de multa, explicó su autora, Valerie Boyer.

Temas relacionados