ONU reclama la creación de un fondo mundial para ayuda en desastres naturales

<p>La Organización de las Naciones Unidas considera necesaria la creación de un fondo mundial permanente para ayudar a los países víctimas de desastres naturales, cuyo costo anual sería de 2.500 millones de dólares.</p>

Así lo explicó este viernes Sha Zukang, jefe del departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU, durante la presentación en Pekín del “Estudio Económico Social y Mundial 2008: Cómo superar la inseguridad económica”.
 
Según señala el estudio, este servicio financiero, con respaldo multilateral, “propiciaría una mejor asistencia, inmediata y segura, tras cualquier evento, y también podría apoyar los preparativos nacionales antes de los desastres”.
 
“El montante total de este proyecto sólo supondría un 0,25 por ciento del gasto militar mundial y proporcionaría capacidad de financiación rápida y automática”, añadió Sha.

En este sentido, la ONU expone en el informe que el actual sistema de donaciones voluntarias está bajo la influencia de “vínculos geopolíticos y otras desviaciones”.

El departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU destaca en el estudio que los desastres naturales son cada año más frecuentes y más feroces, por lo que el cambio climático y los fenómenos meteorológicos extremos enfatizan los vaivenes de la economía.

De hecho, el documento alerta de que, en la actualidad, los desastres naturales se han multiplicado por cuatro respecto a los sufridos en la década de los 70, a la vez que se han vuelto más graves al septuplicar el daño económico, con un promedio, ahora, de 83.000 millones de dólares.
 
En este sentido, la ONU subrayó los daños registrados por el terremoto de Sichuan del pasado 12 de mayo -en el que fallecieron y desaparecieron más de 87.000 personas- y elogió la gestión del desastre llevada a cabo por el Gobierno chino.

“Estos últimos meses, China se ha enfrentado a grandes catástrofes, lo que puede causar inseguridad en la vida de las personas, hasta el punto de desanimar y que la gente pueda pensar solo en vivir un día más”, advirtió Sha.
La endeblez estructural de muchas economías de países pobres debilita su capacidad de hacer frente a los desastres naturales, como se pudo comprobar en el caso del reciente tifón “Nargis” en Birmania, agrega el documento.

A juicio de la ONU, las medidas de mitigación de estos riesgos deberían incluir una mejora de las infraestructuras y crédito accesible, sobre todo para las clases más desfavorecidas, las que más sufren estas inclemencias.

El informe asegura que, en países de bajos ingresos, la probabilidad de morir a causa de desastres naturales es veinte veces mayor que en un país de altos ingresos, y la posibilidad de perder los medios de subsistencia es hasta ochenta veces superior.

Sha también se refirió a la crisis económica y señaló que el punto más sensible es el incremento de la inflación, sobre todo de los precios de la comida y la energía, ante lo que reclamó políticas económicas y sociales que atenúen la inseguridad financiera de los ciudadanos.

Temas relacionados

 

últimas noticias