Restaurante argentino guardaba perros muertos en nevera para hacer empanadas

Una pizzería de la provincia de Buenos Aires fue clausurada después de que en una inspección las autoridades encontraran en una nevera los cadáveres de dos perros, cuya carne se usaba supuestamente para rellenar empanadas.

Los hechos sucedieron este fin de semana en una pizzería de la localidad de Ituzaingó, en la periferia de la capital argentina, cuando dos inspectores sanitarios encontraron a los animales, que conservaban su pelaje pero carecían de cabeza, informaron las autoridades.

Cuando los inspectores revisaron las tres neveras del restaurante, hallaron en dos de ellos mozarella, jamón y pollos, mientras que en el tercero encontraron los cuerpos de los perros junto a dos hormas de jamón.

Después de conocer la situación, un tribunal decidió clausurar el local, y ordenó, además, la incautación de varios alimentos en mal estado o sin fecha de vencimiento.

El gobierno municipal también levantó un acta por arrojar desperdicios a la vía pública, ya que los dueños de la pizzería tiraban agua con grasa y jabón al conducto pluvial de la calle.

El dueño del comercio podría ser acusado de dos delitos de maltrato de animales y atentado a la salubridad pública.

Temas relacionados