S.O.S. por la niñez colombiana

A pesar de los esfuerzos de la última década, los derechos de los niños
siguen siendo atropellados. Según Unicef, dos millonessufren maltrato
severo.<br />

En el mundo mueren diariamente más de 26.000 niños menores de 5 años, según el informe que publicó la Unicef este año. Esto significa que en 2006, el año más reciente del cual se tienen estimaciones, cerca de 9,7 millones de niños y niñas fallecieron antes de su quinto cumpleaños.

Sin embargo, más allá de la abultada cifra, lo que resulta inquietante para los expertos es que la mayoría de estas muertes podrían evitarse, pues los niños fallecen por causas relacionadas con desnutrición, enfermedades respiratorias y gastrointestinales para las cuales existen tratamientos, falta de vacunas o simplemente por ingerir agua de mala calidad.

“A pesar de los progresos, el mundo no está todavía en camino de reducir en dos terceras partes la tasa de mortalidad de menores de cinco años en 2015, que es uno de los objetivos de desarrollo del milenio”, comentó recientemente Ann M. Veneman, directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia.

Antes de nacer

Colombia no es ajena a esta realidad pese a los avances de la última década. Al punto que, como en el resto de países en vía de desarrollo, las dificultades para los niños y las niñas comienzan antes del nacimiento.

Según el reporte “Hechos y derechos”, una hoja de ruta elaborada por Unicef Colombia y que sirve a los alcaldes y gobernadores para monitorear sus regiones, 100 de cada 100.000 madres gestantes mueren cada año. Siendo el 90% de éstas evitables implementando medidas básicas de atención en salud.

Pero una de las cifras que mejor refleja la desatención que enfrenta un gran número de infantes en el país, es que el 7% de los niños menores de 5 años que nacen en las ciudades y el 17% de los que lo hacen en el campo ni siquiera son registrados oficialmente. Es decir, que no existen para el Estado.

A esto se suma que la desnutrición crónica en menores de 5 años ronda el 12%; la deserción escolar el 7%; sólo en 2005, se registraron 13.848 dictámenes de abuso sexual en menores de 18 años y se calcula que dos millones de niñas y niños son maltratados al año en el país. Por si fuera poco, y prueba del descuido en que ha caído la sociedad, la prostitución infantil ha crecido tres veces en los últimos tres años, existiendo cerca de 30.000 niñas y niños vinculados al mercado sexual.

“La grandeza del desafío no se debe subestimar. El mundo tendrá que reducir el número de muertes infantiles entre 2008 y 2015 a un ritmo mucho más acelerado de lo que lo ha hecho desde 1990”, advierten los expertos de Unicef.

Con este objetivo en mente, El Espectador pone en circulación, a partir del 12 de abril y durante las 20 semanas siguientes, un fascículo coleccionable en el que se exploran los derechos de los niños y las niñas. Una serie que pretende sensibilizar a la sociedad sobre la necesidad de respetarlos y hacerlos respetar.

La obra, que cuenta con el respaldo de SaludCoop, plantea acciones positivas y prácticas para prevenir y ayudar a los niños en su crianza, crecimiento, formación y aprendizaje. Padres de familia y maestros podrán encontrar en estas páginas la excusa perfecta para enseñar a los menores de edad a identificar los derechos reconocidos en la Declaración Universal de los Derechos de los Niños, la Convención de la Unicef y el nuevo Código Colombiano para la Infancia.

Temas relacionados