Tres veces más personas de lo estimado murieron en guerras de 1955 al 2002

<p>Un estudio, que emplea un nuevo método de cálculo de la mortalidad en conflictos, asegura que en guerras en 13 países del mundo desde 1955 al 2002, murieron tres veces más personas de lo que se pensaba.</p>

Los autores del estudio, encabezados por el doctor Ziad Obermeyer del Health Metrics and Evaluation en Seattle (EEUU), aseguran que su método, basado en datos obtenidos antes y después de las guerras, es más fiable que otros utilizados hasta la fecha.

Por ejemplo, los estudios que cifran la mortalidad mediante un cálculo de las muertes por hogar -método utilizado recientemente en Irak- han sido criticados por no ser objetivos y ser vulnerables a la exageración, apuntan los autores.

También se consideran poco rigurosos, agregan, los que se basan en testimonios de testigos o de medios de comunicación, que a menudo no están presentes en las zonas donde se producen más muertes.

El estudio del profesor Obermeyer, publicado en el British Medical Journal (BMJ), calcula las muertes por causas violentas en los conflictos al comparar información obtenida durante las guerras por testigos y la prensa con datos sobre las familias recabados en tiempos de paz.

Los investigadores pudieron obtener estadísticas más fiables sobre 13 países -Bosnia, Zimbabue, Bangladesh, Guatemala, Georgia, Etiopía, Filipinas, Namibia, Laos, Congo, Vietnam, Birmania y Sri Lanka-, a lo largo de un periodo de 50 años, al comparar datos obtenidos durante las guerras con estudios sobre Salud Mundial realizados posteriormente por las Naciones Unidas.

Así, estimaron que, en los 13 países estudiados de 1955 al 2002, murieron 5,4 millones de personas, desde 7.000 en la República Democrática del Congo a 3,8 millones en Vietnam.

Calcularon que de 1985 a 1994 cada año murieron 378.000 personas a causa de una guerra, comparado con estimaciones previas que apuntaban a 137.000.

La mayor discrepancia se produce en el caso de Bangladesh, durante el conflicto por la independencia: los autores del estudio calculan que murieron 269.000 personas, frente a las 58.000 que se consideraban hasta ahora.

En Zimbabue, constataron 130.000 muertes, comparado con cifras previas que las situaban en 28.000. Los autores del estudio subrayan que sus cálculos arrojan cifras tres veces más altas de media que las barajadas actualmente, lo que indica que, lejos de retroceder, las muertes por guerras mantienen una tendencia al alza.

Por tanto, recomiendan que se revise la teoría de que, desde mediados del siglo XX, se han reducido las bajas en los conflictos gracias a las nuevas tecnologías y el armamento más sofisticado que se utiliza.

En un artículo que acompaña al estudio, el profesor Richard Garfield, de la Universidad de Columbia (Nueva York), señala que incluso estas cifras obtenidas mediante métodos en principio más fiables subestiman el número real de muertos en guerra, ya que gran parte de las bajas se producen no en combate, sino a causa de infecciones y problemas de salud derivados de los conflictos.

Garfield argumenta que es imprescindible revisar las asunciones actuales sobre las muertes en conflicto, por la importancia de la guerra "como un problema de salud pública y social".

Temas relacionados