Murió travesti de escándalo con Ronaldo

Según familiares del fallecido, Andreia Albertini tenía sida desde 2006.

El travesti brasileño André Luiz Ribeiro Albertini, que el año pasado protagonizó una polémica al acusar al delantero internacional Ronaldo de no haberle pagado sus servicios sexuales tras una noche en un motel, murió el jueves por razones no divulgadas por sus médicos, informó la prensa.

El travesti, que había cambiado su nombre por el de Andreia Albertini, murió en un hospital del área metropolitana de Sao Paulo en el que había sido ingresado hacía dos días en estado de coma, según el diario O Globo.

Según familiares del fallecido citados por el portal Terra, Albertini tenía sida desde 2006.

Pese a que los médicos que le atendían se negaron a divulgar los motivos de la muerte, versiones de prensa aseguran que la causa fue una neumonía.

El travestido, que tuvo algunos días de fama en los medios de comunicación tras la polémica que se envolvió con el dos veces campeón mundial de fútbol y goleador de la Copa de 2002, admitió posteriormente que había inventado la historia.

Albertini fue uno de los tres travestidos que Ronaldo recogió en una zona de prostitución de Río de Janeiro y que llevó a un motel en abril del año pasado, cuando el jugador iniciaba el proceso de recuperación tras una grave lesión que por poco lo hace retirarse del fútbol.

El hoy jugador del Corinthians y ex atacante del Real Madrid y del Milán alegó que había confundido los tres travestidos con prostitutas y que apenas se dio cuenta del engaño cuando ya estaba en el motel.

Agregó que cuando quiso abandonar el local, los travestidos le exigieron una elevada suma de dinero para no hacer un escándalo, por lo que prefirió resolver todo en una comisaría de policía.

Albertini, por su parte, dijo que Ronaldo se había negado a pagarle por sus servicios sexuales y que le había pedido que le comprara cocaína.

El travestido posteriormente negó las acusaciones pero la Fiscalía decidió procesarlo por intento de extorsión.

Temas relacionados