Estado debe garantizar desarrollo intelectual a niños ‘genios’

Héctor García, con 12 años y 142 de coeficiente intelectual, ganó una tutela que garantiza el derecho a la educación especial.

Isabel Méndez Mantilla ha librado toda una batalla jurídica para lograr que su hijo, Héctor García Méndez, logré continuar con sus estudios y con las clases de música a las pertenece.

A su mamá, profesora en la mañana con un colegio público y en la tarde de un colegio privado, se le diagnosticó cáncer de seno hace tres años.

Por esta razón, tuvo que abandonar su trabajo poniendo en riesgo la educación de su hijo, quien cursa octavo grado en el colegio campestre Oakland y estudia en la Orquesta Sinfónica de Colombia.

En total, Isabel tenía que sacar más de un millón de pesos mensuales para sufragar los gastos de su hijo, quien además de ser un estudiante sobresaliente en el colegio, en la Sinfónica cursa undécimo semestre de Solfeo, cuarto semestre de piano y tomaba clases particulares de violín.

Dos tutelas negaron al menor la posibilidad de que el Estado sufragara o facilitara una beca para que siguiera estudiando. Según estas dos instancias, no se había violado el derecho a la educación.

Sin embargo, un reciente fallo de la Corte Constitucional, revocó estas dos decisiones y ordenó al Ministerio de educación, a la Secretaría de Educación de Cundinamarca y al Icetex tomar las medidas necesarias para garantizar la educación de este menor con talentos especiales.

"Elaborar una base de datos que identifique e incorpore a la población con capacidades o talentos excepcionales de cada uno de los municipios y departamentos del país, con el objetivo de efectuar un seguimiento permanente de su proceso educativo y verificar periódicamente el cometido constitucional de su desarrollo integral, de tal manera que se garantice efectivamente el derecho a la educación especial", señala el fallo.

Y agrega:" tomar las medidas administrativas y financieras necesarias para asegurar la provisión de los correspondientes recursos económicos y el establecimiento de auxilios, subsidios, becas o créditos educativos en condiciones especiales, a favor de quienes no posean los medios económicos para ello".