Periodista sudanesa fue detenida por usar pantalón

Se enfrenta a una condena de 40 latigazos.

Un tribunal de Jartum aplazó para el próximo siete de septiembre el juicio contra la periodista sudanesa Lubna Husein, detenida por vestir pantalones el 10 de julio pasado en la capital de Sudán.

La mujer fue arrestada en un café de Jartum por vestir pantalones vaqueros, prenda que la ley de este país considera “inadecuada” e “inmoral”, por lo que se enfrenta a una condena de 40 latigazos.

Hoy, durante el anuncio del retraso de la vista del proceso, decenas de mujeres y representantes de partidos políticos y organizaciones civiles se congregaron frente al tribunal con pancartas contra la ley que autoriza este tipo de arrestos.

Miembros pertenecientes a la iniciativa “No a la Represión de Mujeres” enarbolaron pancartas que decían “No al regreso a las épocas de la oscuridad”, “Moriremos y no aceptaremos la humillación”, “Abajo la ley de Orden Público”.
 
Husein es juzgada conforme a la cláusula 152 de esa normativa que estipula que “toda persona que se comporte con una conducta inmoral, o se presente en público con un vestuario contrario a la decencia será castigada con 40 latigazos y al pago de una multa”.
 
El sábado pasado la periodista dijo en una entrevista al diario egipcio “Al Ahram” que no aceptará un perdón presidencial sin la derogación de “las leyes que humillan y rebajan la dignidad de la mujer”.
 
La periodista aludía así a informes citados por algunos medios sudaneses sobre la posibilidad de que la Presidencia decrete un indulto para poner fin al asunto.

El miércoles pasado, el tribunal de Jartum aplazó para hoy martes el anuncio del fallo del castigo a la periodista.

El abogado de la defensa, Nabil Adib, alegó el miércoles pasado la inmunidad de la periodista en su condición de trabajadora de la ONU. Lubna trabajaba en la oficina de prensa de la misión de la ONU en Jartum, pero ha dicho que también renunciará a ese empleo.

 

Temas relacionados