Cada segundo una persona muere a causa del cigarrillo

La OMS asegura que aunque la industria tabacalera ha reducido, sigue siendo responsable de más muertes que el Sida.

El "reloj de la muerte", llamado así porque realiza el conteo del número de muertes provocadas cada minuto por el consumo de tabaco, fue desvelado nuevamente en víspera de reiniciarse las negociaciones sobre un Protocolo contra el Tráfico de Productos de Tabaco.

Se estima que cada 5,84 segundos se registra una muerte en el mundo a causa del uso del tabaco.

La ceremonia estuvo presidida por representantes de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras entidades que velan por la aplicación de la Convención Marco de la ONU contra el Tabaco y tuvo lugar en el Centro Internacional de Conferencias de Ginebra, donde se celebrarán las negociaciones a partir de mañana y hasta el domingo siguiente.

El reloj estará suspendido en un emplazamiento central en ese centro de conferencias recordando a los negociadores y a otros participantes las consecuencias mortales del tabaquismo y, por tanto, la importancia de alcanzar un acuerdo.

"La industria del tabaco se ha reducido en muchos países, pero aún así es responsable de más muertes que el sida, la tuberculosis y la malaria juntas", recordó el Douglas Bettcher, director de la Iniciativa contra el Tabaco de la OMS, en la ceremonia.

"En los países más ricos el consumo de tabaco ha descendido, pero en los países con rentas medias y bajas, la gente fuma más tabaco", agregó.

Esta será la cuarta -y se espera la última- ronda de negociaciones para un Protocolo contra el Tráfico de Productos de Tabaco, que complementará la gran Convención Marco contra el Tabaco que entró en vigor hace cinco años.

El comercio ilícito de productos de tabaco es un problema mundial que socava los esfuerzos para reducir el consumo, además de ser fuente de financiación para organizaciones criminales y terroristas, y suponer millonarias pérdidas para los Estados por lo que dejan de percibir en impuestos.

Sin embargo, organizaciones no gubernamentales ya han hecho sonar la alarma sobre la influencia de la industria tabaquera y sus esfuerzos por impedir que un acuerdo vea la luz.

La ONG estadounidense "Corporate Accountability Internacional" denuncia que las grandes firmas de tabaco, que no pueden participar en los acuerdos, por el evidente conflicto de interés que ello supone, están trabajando con otros grupos de presión para impedir, por ejemplo, que se prohíba la venta de tabaco libre de impuestos ("duty free").

Temas relacionados