Un colombiano, candidato de la Agencia Espacial Europea para viajar a Marte

Diego Arbina podría participar en el experimento ‘Mars-500', que recreará una misión a Marte durante 520 días.

La Agencia Espacial Europea (ESA) presentó este lunes en el Centro Europeo de Investigación y Tecnología Espacial de Noordwijk (Holanda) a los cuatro candidatos que aspiran a participar en el experimento ‘Mars-500', que recreará una misión al planeta Marte durante 520 días.

El belga Jerome Clevers, los franceses Archanmael Gaillard y Romain Charles, y el italo-colombiano Diego Urbina compiten por los dos puestos europeos que forman parte de este proyecto ruso-europeo.

Una tripulación de seis astronautas, entre los que se encontrarán además de los dos europeos elegidos tres rusos y un chino, vivirán a partir del próximo verano en Moscú la simulación de un viaje en una nave espacial hacia el planeta rojo, la recreación del aterrizaje, y las condiciones de Marte, como su paisaje.

Según la ESA, la simulación supondrá un "test excepcional en materia de resistencia humana" para los escogidos, que llevan preparándose desde finales del mes de febrero en el Instituto de Problemas Biomédicos de Moscú (IBMP).

El experimento ‘Mars 500' fue denominado de esta manera porque es el tiempo que se calcula que tardaría en llegar una misión al planeta, con 250 días de viaje de ida, 30 más en la superficie marciana y 240 días para el regreso, lo que hacen un total de 520 días.

El programa se inició en el año 2007, con una primera fase que consistió en una simulación de 14 días, mientras que una segunda etapa tuvo lugar en 2009 durante 105 días, con participantes distintos a los aspirantes actuales.

En esta ocasión serán 520 los días de simulacro, con una tripulación que estará aislada por completo, en un ambiente cerrado y que dispondrá de comestibles en una cantidad limitada.

Además, la comunicación por Internet con el mundo exterior estará restringida -en ocasiones ni será posible- y con un retraso de transmisión de unos 20 minutos, como ocurriría en una verdadera misión a Marte.

Los candidatos, que hablan ruso e inglés, fueron seleccionados considerando criterios como su formación, su experiencia profesional, sus aptitudes médicas y sus costumbres.

Además, poseen experiencia en campos diversos como la medicina, la ingeniería, la biología, la tecnología y la información.