Así es como un hacker de 18 años gana USD 100.000 al año trabajando 20 horas por semana

Sam Curry es un experto en ciberseguridad a quien las compañías contratan para que encuentre fallas en sus sistemas de seguridad.

Pixabay

Sam Curry, nacido en Nebraska, Estados Unidos, empezó a explorar el mundo cibernético desde que tenía 11 años. Hoy tiene 18 y se ha convertido en lo que se denomina un ‘hacker ético’, una labor que le representa 100.000 dólares al año, teniendo que trabajar solo 20 horas a la semana.

“Siempre estuve obsesionado con las computadoras. Al principio, mis padres estaban muy en contra. Veían que pasaba en mi habitación 12 o 15 horas al día. Nunca salía”, le dijo el joven a BBC Mundo.

Lea: ¿Puede un “hacker” dejar sin luz a Colombia?

Esa pasión por el mundo de los hackers lo ha llevado a ser hoy un experto en ciberseguridad. De hecho, un ‘hacker ético’ – labor que hoy desempeña Curry – es alguien a quien diferentes compañías le pagan para que encuentre fallas en sus sistemas de seguridad.

Esa actividad es contratada por todo tipo de empresas, entre las que se encuentran Facebook, Twitter, Google, Apple o WhatsApp. Es un oficio que puede generar hasta 500.000 dólares al año, según ha informado la plataforma Bugcrowd, especializada en ciberseguridad y de la cual el joven Curry es embajador.

Los ingresos del joven hacker, en pesos colombianos, equivalen a poco más de $26 millones al mes. Más de $310 millones al año.

“Hay tanto dinero en juego que uno esperaría que sea un entorno duro y agresivo en el que todos compiten entre sí para obtener esas recompensas, pero, en realidad, todos trabajamos en equipo y nos apasiona mucho lo que hacemos”, relató a ese medio el joven estadounidense. Agregó, además, que tiene amigos dedicados a esta actividad en decenas de países.

Lea también: Entrevista con el hacker ético Deepak Daswani

Deepak Daswani, hacker ético nacido en India, en entrevista con este diario daba un ejemplo de cómo es posible hackear aplicaciones como WhatsApp. Entre los métodos que revelaba, uno era vía correo electrónico, otro era a través de la versión web de la aplicación que los usuarios abren en el computador, pero el más innovador era un diseñado por él mismo.

Se trata de una aplicación para Android “que promete al usuario algo que no cumple: poder ver los mensajes de los otros. Whatsapp Spy funciona como una carnada: pones el número de teléfono de la persona que quieras espiar, le das enter y se supone que la aplicación te va a enviar los chats, pero en realidad lo que hace es mandar los datos del WhatsApp a un servidor en la nube, controlado por mí, y me permite acceder a la información y descifrar los mensajes de tu propio WhatsApp”, explicaba entonces Daswani.

 

últimas noticias