Así fue el error del reportero de la BBC