Así fue el primer asesinato de la historia de la humanidad

El primer homicidio hasta ahora conocido fue de un hombre que falleció hace 430.000 años en España. Dos golpes con un objeto contundente le ocasionaron doble fractura de cráneo.

Javier Trueba | Madrid Scientific Films

El primer humano asesinado en la historia murió hace 430.000 años. Falleció después de lo que parece ser una brutal agresión. Dos golpes en la frente con algún objeto contundente le ocasionaron un par de fracturas. Específicamente, su cráneo se quebró en el hueso frontal, por encima de la órbita ocular izquierda. Era hombre; apenas iniciaba su etapa de juventud.

El anuncio lo hicieron unos científicos españoles. En la revista especializada Plos One publicaron un estudio que arrancó hace 25 años en un yacimiento de Atapuerca, en la provincia de Burgos, España. Allí, en 1990, encontraron 27 individuos enterrados, uno tras otro.

En principio, apenas parecía una extraña acumulación de cadáveres hecha por otros humanos. Pero poco a poco empezaron a descartar hipótesis hasta quedarse con dos conjeturas: o eran individuos que accidentalmente habían caído desde una altura de trece metros, o habían puesto los cuerpos de manera intencional.
Pero mientras trataban de resolver ese misterio, los investigadores se encontraron con un cráneo al que bautizaron C17 que tenía un par de extrañas fracturas. En total, estaba compuesto por 52 fragmentos que recopilaron desde el 90 hasta el 2010.

Tras hacer una detallada reconstrucción y analizarlos con técnicas forenses y hacer pruebas paleontológicas como escáneres TAC o técnicas de reconstrucción virtual tridimensional, los autores se percataron de que las dos fracturas de C17 habían sido ocasionadas por el impacto de un objeto duro cuando el individuo aún tenía tejido blando.

“Hemos tenido muchísima suerte. Hallamos un cráneo con dos impactos cercanos y cuyos contornos de fractura coinciden en forma a la perfección. La clave no es que le falte un trozo de hueso. Es que cuando se golpea un cráneo que tiene carne, el hueso se comporta como un cuerpo elástico. Por eso se puede saber que el individuo recibió los golpes antes o justo después de la muerte”, le dijo al periódico El Mundo Nohemi Sala, investigadora del Centro de Evolución y Comportamiento Humanos de la Universidad Complutense de Madrid y del Instituto de Salud Carlos III.

Después de hacer este análisis y revisar las imágenes en 3D que mostraron que los dos impactos eran prácticamente iguales, los científicos españoles concluyeron que ambas lesiones habían sido ocasionadas por un mismo objeto. En otras palabras, eran dos golpes distintos y con diferentes trayectorias. No fue, entonces, una caída accidental.

“El tipo de lesiones, su localización y el hecho de que fueran producidas en dos golpes independientes con el mismo objeto nos lleva a interpretar que probablemente fueron producidas durante un acto de agresión mortal por otro individuo, en lo que constituiría el primer caso de asesinato conocido en la historia de la humanidad”, aseguraron los científicos a Agencia Sinc.

De acuerdo a la pesquisa, todo indica que otros humanos transportaron su cuerpo hasta allí, posiblemente en compañía de otros cadáveres. Y esta hipótesis sugiere que esa acumulación de cadáveres también podría tratarse del primer acto funerario en la historia de la humanidad.

(Lea el artículo completo de Agencia Sinc)