La aventura final de John Glenn

El primer norteamericano en orbitar la Tierra murió a sus 95 años. Además de astronauta fue senador, piloto de combate e ingeniero.

 John Glenn murió ayer a los 95 años. Fue el astronauta más viejo en viajar al espacio./ EFE
John Glenn murió ayer a los 95 años. Fue el astronauta más viejo en viajar al espacio./ EFE

A los 95 años murió ayer el veterano astronauta estadounidense John Glenn, considerado uno de los íconos de su país no sólo por convertirse en el primer norteamericano en orbitar la Tierra y en ser el astronauta más veterano en viajar al espacio, sino además porque también se dedicó a la política y ocupó una banca en el Senado por el estado de Ohio durante 25 años.

El icónico astronauta, expiloto de combate e ingeniero, era el último sobreviviente de los siete norteamericanos que hicieron parte del Proyecto Mercurio, con el que Estados Unidos buscaba ganar terreno en la carrera espacial que mantuvo con la Unión Soviética durante la Guerra Fría.

Su misión era superar el vuelo orbital que había llevado a cabo el soviético Iury Gagarin. Glenn logró orbitar la Tierra en un vuelo de cuatro horas y 56 minutos.

Dos años después de realizar la hazaña, Glenn abandonó la Nasa para iniciar una nueva aventura: la de la política. Se presentó por el Partido Demócrata por una bancada en el Senado por el estado de Ohio y se mantuvo en ese puesto entre 1974 y 1999.

Como político es recordado por mantener una estrecha relación con el hermano del presidente John Kennedy, Robert Kennedy. De hecho, estuvo presente en el momento en el que el segundo fue asesinado, en 1968.

Además participó de las comisiones de Relaciones Exteriores y Fuerzas Armadas, y tuvo un papel central en el diseño del Acuerdo de No Proliferación Nuclear.

Tras un intento fallido de lanzar su precandidatura a la Presidencia para las elecciones de 1984, decidió asumir un nuevo reto y para 1998, cuando ya tenía 77 años, viajó de nuevo al espacio, en una misión de nueve días, convirtiéndose en el astronauta más longevo en volver del espacio.

Al regresar, ayudó a fundar la Facultad de Relaciones Públicas de la Universidad de Ohio, que hoy lleva su nombre y que ayer dio la noticia de su muerte: “John Glenn, un ícono americano cuyas creencias en el deber cívico y el servicio público le llevaron a servir a su país como piloto de combate de la Marina, como pionero en los viajes espaciales y como senador de EE. UU. por Ohio, murió el jueves, 8 de diciembre, en Columbus”.

Varias personalidades se pronunciaron tras su muerte. El presidente Barack Obama, quien en 2012 le otorgó la Medalla de la Libertad, la máxima condecoración civil del país, aseguró que Glenn, “el primer estadounidense en orbitar el planeta, nos recordó que con coraje y espíritu de descubridores no hay límites para las alturas que podemos alcanzar juntos”.

Asimismo, el presidente electo Donald Trump escribió en su Twitter: “Hemos perdido a un pionero del espacio. John Glenn fue un héroe que inspiró a generaciones de futuros exploradores”.

Sufrió un accidente vascular cerebral en 2014 y tuvo que ser operado por problemas con una válvula cardíaca. Recientemente estuvo hospitalizado por varios días en una clínica especializada en cáncer, pero la Universidad de Ohio sugirió que eso no tendría que ver con sus verdaderos problemas de salud.