Bailar sin una pierna: el arte de "no querer renunciar"

Una pequeña de 8 años, a la que le amputaron su pierna derecha, demuestra que no se puede renunciar a los sueños.

La vida de Alissa Sizemore se vio empañada por un trágico accidente en mayo de 2014 cuando un carro de basura se acercó a uno de los contenedores para realizar la limpieza y no se percató de la presencia de la pequeña, fue en ese momento cuando el vehículo la arrolló, lastimándole su pierna derecha.

Pese a los esfuerzos médicos, Alissa perdió parte de su pierna pero eso no fue impedimento para que la pequeña siguiera adelante. Con la ayuda de sus familiares, amigos y vecinos logró recuperarse rápidamente y seguir con uno de sus sueños: bailar. 

"Yo simplemente no quiero renunciar," comentó Alissa a la revista People. Fue con ese sentimiento de superación que la pequeña, de 8 años, continúo con su vida y retomó el baile, pero fue hasta febrero de este año que Sizamore demostró todo el talento que tiene en un evento de su colegio. (Vea: Niña vuelve a bailar tras la amputación de su pierna derecha)

Alissa bailó al ritmo de la canción “Try”, de Colbie Caillat, y en medio de su show se quitó la prótesis para seguir bailando. Con alegría, esta menor dejó claro que un accidente no iba a detener su vida.

"El baile ha sido mi afición favorita desde que tenía cuatro años. No tengo parte de mi pierna, pero no puedo dejar que eso me detenga. Todavía quiero bailar", aseguró la menor a People.