Bayer defiende el glifosato luego de la condena a Monsanto

El nuevo propietario de Monsanto no detendrá la producción del glifosato, utilizado a nivel global en la agricultura por su eficacia y su bajo costo.

Bayer asegura que el glifosato es seguro y no es cancerígeno.AFP

Bayer, nuevo propietario de Monsanto, insistió este sábado en la inocuidad del glifosato, al día siguiente de una condena sin precedentes de la empresa agroquímica estadounidense por no haber informado sobre la peligrosidad de su herbicida Roundup.

A pesar de la decisión judicial que podría sentar jurisprudencia, el grupo farmacéutico alemán no detendrá la producción del glifosato, utilizado a nivel global en la agricultura por su eficacia y su bajo costo. "Basándose en pruebas científicas, evaluaciones reglamentarias a escala mundial y décadas de experiencia práctica del uso de este, Bayer estima que es seguro y no cancerígeno", declaró a la AFP un portavoz del grupo alemán, nuevo propietario de Monsanto. (Lea: Monsanto pierde su primer caso por efecto cancerígeno de glifosato)

Un jurado de un tribunal de San Francisco condenó a Monsanto a pagar casi 290 millones de dólares de indemnización a Dewayne Johnson, un jardinero estadounidense de 46 años que asegura que los productos de Monsanto, especialmente el Roundup que utilizó durante años, provocaron el cáncer que padece y que la multinacional ocultó su peligrosidad.

El jurado determinó que Monsanto actuó de manera malintencionada y que su herbicida Roundup, así como su versión profesional RangerPro, contribuyeron "considerablemente" en la enfermad de Johnson. Johnson, un conserje de escuela, fue diagnosticado en 2014 con un incurable linfoma no Hodgkin, un cáncer que afecta a los glóbulos blancos de la sangre. Los médicos le pronostican menos de dos años de vida. (Lea también: Por qué la UE aprobó la fusión Bayer-Monsanto)

Johnson, que antes de que le diagnosticaran la enfermad no había tenido problemas de salud, explicó a fines de julio que no sabía nada sobre las controversias vinculadas al glifosato hasta que vio marcas en su piel y comenzó a informarse en internet.

No obstante, este juicio histórico, el primero que atañe al posible carácter cancerígeno de los productos con glifosato de Monsanto, podría provocar un efecto dominó, con consecuencias que podrían gravar las cuentas de Bayer, que a principios de junio cerró la compra del grupo estadounidense por 63.000 millones de dólares.

Bayer, consciente de la mala imagen de Monsanto, había anunciado que cambiará el nombre a esa marca. "Creo que el veredicto desencadenará una cascada de nuevos casos", dijo Robert F. Kennedy Jr., abogado ambientalista e hijo del difunto senador de Estados Unidos, y miembro del equipo legal de Johnson. (Puede leer: Bayer acabará con la marca Monsanto)

Este fallo puede abrir la puerta a centenares de nuevas demandas. RoundUp, lanzado en 1976, es el principal producto de Monsanto y el glifosato es el herbicida más usado en el mundo. En 2015 un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó al glifosato como "probable cancerígeno".