Carguero espacial ruso caerá 1.600 kilómetros al este de Cuba

La corporación fabricante de los cargueros precisó que casi todos los elementos de la nave se desintegrarían en las capas de la atmósfera antes de su posible impacto en el Océano Atlántico al finalizar la semana.

Archivo EFE

El Mando Norteamericano de Defensa Aeroespacial (Norad) logró determinar la fecha y lugar de impacto del carguero espacial Progress M-27M que envió Rusia el pasado 28 de abril con destino a la Estación Espacial Internacional y que se precipita hacia nuestro Planeta, y afirmó este lunes que, luego de girar 186 veces alrededor de la Tierra, el aparato espacial caerá en la parte central del Océano Atlántico, a unos 1.600 Kilómetros al este de Cuba.

Así mismo, según RBC, una cadena de información de Rusía, el Norad tiene presupuestado que la nave Progress caerá en la Tierra a las 17:33 GMT del próximo 9 de mayo. En Asunción – Paraguay, un joven estudiante de 19 años fotografió el supuesto sobrevuelo de la nave por el cielo de Suramérica.

Durante el pasado fin de semana, desde varios puntos del planeta afirmaron haber tenido registro del paso de la aeronave rusa por el firmamento de la Tierra.

 

A día de hoy, aún se desconocen las causas de la avería en una de las naves Progress, que debía llevar a la Estación Espacial Internacional cerca de 2,5 toneladas de suministros -combustible, oxígeno, alimentos, equipos científicos-, han sido hasta ahora infructuosos y que se emplean desde hace 35 años como uno de los estandartes de la industria aeroespacial rusa.

Este es el segundo accidente que sufren este tipo de naves, luego del que se registró en agosto de 2011 provocado por un fallo del cohete portador.