Carta escrita por pasajero que murió en el Titanic rompe récord en subasta

El precio máximo que se había pagado por un documento así fue en 2014, cuando se pagaron 119.000 libras, que hoy serían unos $459 millones.

Esta es la carta que el empresario Alexander Oskar Holverson envió a su madre en papelería del Titanic. Foto: Henry Aldrich & Sons Auctioneers

“Este bote es de tamaño gigante y está adecuado como un hotel palaciego. La comida y la música son excelentes”. De esa manera describió a su madre Alexander Oskar Holverson, un próspero comerciante nacido en Minnesota (Estados Unidos), el barco que lo llevaba a él y a su esposa Mary Alice desde Inglaterra hasta Nueva York en abril de 2012. La carta fue escrita el 13 de abril, un día antes de que la nave chocara con un iceberg y se hundiera. Y acaba de alcanzar un precio récord en subasta: 126.000 libras esterlinas, unos $487 millones.

Esta carta fue escrita con papel membretado de White Star Line y superó el precio de la última carta del Titanic que se vendió en una subasta, que fue de 116.000 libras esterlinas (unos $459 millones). Esa fue ofertada en 2014 y la redactó Esther Hart, una pasajera que viajaba por segunda clase y le escribió a su familia el mismo día el barco se hundió, domingo 14 de abril de 192: “Queridos mío. Es domingo en la tarde y estamos descansando en la biblioteca después del almuerzo. Ayer estuve muy mal todo el día, no pude comer ni beber”.

(Este artículo de opinión le puede interesar: Titanic, un siglo después)

En la carta de Hart se leía en el cabezote “On board, RMS ‘Titanic’”. “Dicen que podríamos llegar a Nueva York el martes en la noche, pero realmente debemos llegar el miércoles en la mañana, escribiré apenas arribe”, escribió Esther Hart. Su carta fue recuperada hasta con el sobre, en muy buen estado. “Hasta ahora hemos tenido muy buen clima. Si todo sale bien, llegaremos a Nueva York el miércoles en la mañana, le dijo Holverson -quien viajaba en primera clase- a su madre en la carta que se vendió este sábado en Devizes, Inglaterra.  

Holverson, al igual que unas 1.500 personas, no sobrevivió al choque del enorme barco con un iceberg, pero su esposa Mary Alice sí. De acuerdo con el diario inglés The Guardian, su cuerpo fue recuperado en las aguas del Atlántico, y sus posesiones, incluida la carta que se subastó ayer, fueron enviados a su hermano en Minnesota. Esa misiva, además, es el más reciente descubrimiento de cartas del Titanic escritas a bordo. Casi todas las que se han hallado fueron enviadas por correo desde Francia o Irlanda.

Son varios los objetos cuyo origen es el Titanic que, como la carta de Holverson, se han subastado por precios astronómicos. Un menú, por ejemplo, fue adquirido por 87.000 libras esterlinas ($336 millones al cambio de hoy); un tiquete VIP para el lanzamiento del Titanic en Belfast en mayo de 1911 se vendió por 40.000 libras ($154 millones). Una queja ante una compañía de seguros, en la que se describía cómo el oficial del barco de más alto rango que sobrevivió a la tragedia había tratado de restarle importancia a la colisión, se subastó en 9.000 libras ($34 millones).

Este documento histórico fue subastado por la empresa Henry Aldridge and Son Auctioneers, igual que la carta de Esther Hart. Según The Guardian, Andrew Aldridge señaló tras la venta de la misiva que estaba “deleitado con este nuevo récord mundial para una carta del Titanic. Refleja su estatus como la carta del Titanic más importante que hayamos subastado”. “Posiblemente sea la única carta escrita a bordo por una de las víctimas que fue despachada a su destinatario sin timbre postal”, reportó la BBC que dijo Aldridge.

(Vea: Kate Winslet revela su odio por canción de "Titanic")