Contenido desarrollado en alianza con Profamilia

Cinco décadas respaldando los derechos sexuales de los colombianos

Noticias destacadas de Actualidad

Marta Royo, Directora Ejecutiva de Profamilia, hace un breve recorrido por la historia de la entidad en sus 55 años. Habla de los principales logros, de los nuevos servicios que han ido agregando, de los desafíos que aún son tareas pendientes y de la celebración de este aniversario.

  • ¿Cuál fue esa realidad que vivía el país la que inspiró la creación de la entidad hace cinco décadas?

La historia es testigo de cómo los años 60s fueron una época marcada por las convulsiones sociales en todo el mundo: los aires de la Guerra Fría, el espíritu revolucionario de los jóvenes, nutrido por el naciente movimiento hippie y la búsqueda ambiciosa de lograr cambios estructurales, propiciaron la generación de los primeros brotes de una revolución sexual que desafió el statu quo de un momento donde la moral permeaba con fuerza la concepción del cuerpo y sus diferentes expresiones sexuales.

Fue en ese contexto, donde el médico ginecólogo, Fernando Tamayo Ogliastri, bogotano de nacimiento y formado en las mejores academias de medicina del mundo, se convirtió en un abanderado de los Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos del país, introduciendo a Colombia un concepto hasta el momento desconocido: la planificación familiar.

Tamayo fue testigo de las dos caras de Colombia: la de las mujeres favorecidas por la economía de sus esposos y sus familias y, por otro lado, la de las grandes mayorías, donde la pobreza era el común denominador. Sin embargo, ante situaciones tan contrastadas logró identificar que ambas necesitaban con urgencia que se les enseñara cómo ejercer su sexualidad de manera responsable y segura.

En una sociedad como la colombiana, los retos eran, han sido y serán siempre grandes. Sin embargo, el interés particular que nació en Tamayo por otorgar a las mujeres las herramientas para lograr autonomía sobre sus cuerpos fue canalizada a través de la creación de la Asociación Pro bienestar de la Familia Colombiana, Profamilia en el año de 1965.

Este ha sido nuestro motor durante más de cinco décadas en las cuales hemos buscado de manera permanente: que todas las personas en Colombia disfruten de su sexualidad.

  • Con el paso del tiempo, la educación sexual y reproductiva se habla en un lenguaje diferente, ¿Cómo se han ido acoplando ustedes a las nuevas generaciones?

Profamilia siempre ha sido una organización vanguardista y eso nos ha permitido no solo acoplarnos sino adelantarnos y entender completamente las necesidades, los temores y las expectativas de las generaciones más jóvenes, en materia de Derechos Sexuales y Reproductivos. Parte de esta tarea ha sido posible, entre otras, porque contamos con una comunicación constante y fluida con este sector de la población, acercándonos a través de distintas plataformas y programas para que incluso, desde su edad escolar, los jóvenes comiencen a vivir su sexualidad de manera informada.

No en vano, una de las líneas estratégicas de la organización es Profamilia Educa, una apuesta por la Educación Integral para la Sexualidad que tanta falta hace en nuestro país. Adicionalmente, contamos con la Red Joven de Profamilia compuesta por más de 500 adolescentes y jóvenes de todas las regiones del país. Ellas y ellos no solo han llevado un proceso dedicado de aprendizaje sobre lo que implica la vivencia integral de la sexualidad, sino que también son replicadores de lo que saben, su conocimiento impacta sus entornos más cercanos.

  • ¿Han sentido el apoyo por parte de la academia y de otras instituciones en la promoción de este tema?

¡Por supuesto! Profamilia coopera constantemente tanto con organizaciones nacionales e internacionales que buscan promover la salud y los Derechos Sexuales y Reproductivos, así como con diferentes grupos poblaciones en el país. Nuestro trabajo ha contado, a lo largo de la historia, con el apoyo de colegios, universidades, cuerpos colegiados, grupos de investigación, entre otros que no solo se interesan, sino que, como nosotros, reconocen que en la educación está la clave para generar verdadero cambio social.

Así mismo, Profamilia se ha convertido en un referente generador de conocimiento desde nuestra área de Investigación en la cual estudiamos diferentes situaciones, problemas y coyunturas para aportar a la toma de decisiones en política pública, sobre salud sexual y reproductiva.

  • ¿Qué servicios han agregado en los últimos años?

Profamilia es una organización que ha crecido con los años y que hoy cuenta con cinco líneas de acción estratégica: IPS, Farma, Incidencia, Educa e Investigaciones, cada una con una amplia gama de servicios que buscan un mismo objetivo: la garantía del derecho fundamental de la salud, la garantía de los Derechos Sexuales y Reproductivos.

Hoy somos una organización mucho más robusta con presencia en buena parte del país y acceso en algunos de los municipios más alejados de Colombia. A la fecha, la organización cuenta con 40 clínicas en 22 departamentos y 30 ciudades del país. Cabe destacar que desde el año 2018, venimos implementando el modelo Profamilia Express, una apuesta estratégica para ampliar nuestra cobertura y facilitar el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva: Mayorca, Molinos y Ciudad del Río en Medellín; Pitalito en el Huila; Tuluá en el Valle; Chía, en Cundinamarca y pese a las adversidades de la pandemia, se inauguró recientemente, la sede El Bosque en Bogotá.

Adicionalmente, el contexto actual de pandemia, exigió de nosotros la adaptabilidad y el avance para seguir garantizando nuestra operación y así mismo la atención de la población. Es así que avanzamos en la implementación de programas de telemedicina, tele consulta y visita domiciliaria. Colombia debe saber que Profamilia está aquí para cada uno de ellos y que el cuidado de la salud sexual y reproductiva no se detiene.

  • En tiempos de pandemia: ¿cuál ha sido el rol de Profamilia?

La pandemia y el aislamiento preventivo obligatorio nos llevó a buscar que esa protección de los Derechos Sexuales y Reproductivos de los ciudadanos, que tenemos como propósito, se pudiera garantizar incluso en la virtualidad.

Así, no solo todos nuestros servicios en salud se continuaron prestando de manera permanente y presencial, sino que también incluimos la oferta de telemedicina para poder orientar oportunamente a todos nuestros usuarios.

Del mismo modo, por medio de una alianza con la Fundación Santo Domingo, habilitamos la línea www.porquequieroestarbien.com para escuchar y orientar a todas las personas que tuvieran alguna dificultad debido a la pandemia, no solo en temas relacionados con salud sexual, sino también frente a situaciones que afectaran su bienestar, sana convivencia y salud mental durante la pandemia. Finalmente, quisimos contribuir, como IPS, con la implementación del servicio de pruebas de COVID-19 en nuestras instalaciones.

  • Menciónenos algunos de los logros más destacados en estas cinco décadas.

Sin duda, nuestro mayor orgullo representa que Profamilia en estos 55 años de historia se haya destacado por ser un claro referente en materia de garantía de los Derechos Sexuales y Reproductivos de los ciudadanos en Colombia.

Esto, sin duda, no hubiera sido posible sin el trabajo y compromiso de todos los empleados con los que hemos contado a lo largo de los años: la realización de la primera ligadura de trompas por laparoscopia, la primera vasectomía, la implementación de la primera campaña radial en Latinoamérica sobre anticoncepción y planificación familiar, la gestión para traer a Colombia la primera píldora de emergencia, así como el acompañamiento técnico en las decisiones de política pública relacionadas con Derechos Sexuales y Reproductivos, son algunos ejemplos de los numerosos logros en los que hemos avanzado en estas décadas de trabajo.

  • ¿Cuáles siguen siendo los desafíos más grandes?

Los retos son muchos: Profamilia seguirá luchando para que la salud, como derecho fundamental, sea garantizada para toda la población en Colombia. Profamilia seguirá trabajando por un país que respete la autonomía de las mujeres sobre sus cuerpos; por un país con facilidad de acceso a información y educación que les permita la toma de decisiones; Profamilia seguirá buscando una sociedad con equidad de género, libre de violencias, homofobia, transfobia y discriminación.

Alrededor del libre ejercicio de la sexualidad, en Colombia y el mundo, se han articulado distintas fuerzas que buscan el retroceso. Como ya lo mencioné, mi invitación es a buscar siempre el avance, a dar siempre un paso adelante para reconocer la sexualidad como una dimensión inherente al ser humano, cuya garantía y ejercicio debe ser entendida y respetada bajo un enfoque de derechos.

  • ¿Cómo han celebrado estos 55 años?

Este aniversario es la oportunidad para reafirmar nuestro compromiso vigente, más que nunca, con el país. Es así que, a través de 120 brigadas de salud, Profamilia celebrará su aniversario número 55, llevando servicios gratuitos en salud sexual y reproductiva a las poblaciones más vulnerables de territorios como: Riohacha, Cúcuta, San Vicente del Caguán, Timbiquí y Guapi en el Pacífico Colombiano donde se espera beneficiar a más de 6,000 personas.

Además, realizaremos el foro virtual: 10 mujeres que hacen historia - el poder de alzar la voz que destacará el trabajo de 10 mujeres colombianas que desde distintos enfoques como: el activismo, el periodismo, la literatura, la política, el emprendimiento y la moda, trabajan por una sociedad con equidad de género e inspiran a otros para que se reconozcan como agentes de cambio.

Comparte en redes: