Coloreando Bogotá

Dejan por unas horas el mundo de las cifras y reuniones. Salen periódicamente de sus oficinas para terminar de ponerle color a su vida y a la nueva Bogotá.

Jornada de embellecimiento, el 31 de octubre de 2017, en la Unidad de Protección Integral Arcadia del Idipron. / Fotos: Cortesía

Son decenas de colaboradores del Grupo Energía Bogotá (GEB) que completan 23 jornadas en seis localidades de la capital del país encontrándose con la gente del barrio y, entre todos, cambiar calles, andenes y escaleras grises por rincones alegres y coloridos.

La labor del voluntariado del GEB fue inspirada por el padre Javier de Nicoló (Q.E.P.D.). “Nosotros somos más que una compañía de energía eléctrica y gas natural, somos un Grupo que trabaja y aporta al desarrollo y a la calidad de vida de los ciudadanos, por eso “Unidos con Energía” es uno de los programas más entrañables del GEB. Desde hace dos años y medio lo pusimos a funcionar con el ánimo de fortalecer los lazos que nos unen a las comunidades en los territorios en los que desarrollamos nuestros proyectos. Es nuestra Huella GEB”, afirmó Astrid Álvarez, presidente del Grupo.

El voluntariado ha tenido un papel significativo en momentos críticos, como en la tragedia de Mocoa el año pasado en Colombia y en la erupción del volcán del Fuego este año en Guatemala.

Esta es una valiosa experiencia que involucra a los colaboradores para que conozcan de cerca la realidad de la ciudad y para que con su trabajo aporten a la construcción de una mejor Bogotá. Para ello tienen varios frentes de trabajo: ayuda a los habitantes de calle y embellecimiento de escenarios importantes para la ciudad.

En el primer frente, el voluntariado trabaja de la mano con el Instituto Distrital para la Protección de la Niñez y la Juventud (Idipron) para realizar diferentes actividades en beneficio de los habitantes de calle.

El padre Wilfredo Grajales, su director general, destacó que este Instituto “es la concreción de una apuesta en pasión por el ser humano y en concreto por los niños y los jóvenes”.

Astrid Álvarez agrega que “en el trabajo con el Idipron tenemos jornadas que apuestan a que los jóvenes y adolescentes desarrollen proyectos de emprendimiento partiendo desde sus fortalezas. Son iniciativas que forman parte del compromiso que tiene el Grupo con la generación de valor compartido”.

El segundo frente son las jornadas de embellecimiento, que se realizan en seis zonas de influencia de la empresa: San Cristóbal, Usaquén, Usme, Chapinero, Ciudad Bolívar y Santa Fe. Todos los meses se arregla un parque, una cancha de fútbol, una iglesia o un sitio que sea de interés para la comunidad. La más reciente actividad fue el pasado jueves, 26 de julio, en el barrio Las Manitas, localidad de Ciudad Bolívar.

Luis Alfonso Matheus, presidente de la Junta de Acción Comunal, no duda en ver lo valioso de estas actividades. “Las escaleras nunca se habían embellecido. En nuestro barrio queda la estación motriz del proyecto de Transmicable y vamos a recibir a muchos visitantes, por lo queremos que cuando vengan a visitarnos lo encuentren muy bonito”, afirma Matheus.

La gran jornada

El GEB está organizando de la mano con el Instituto de Patrimonio Cultural (IDPC) una gran jornada de voluntariado, en la que espera contar con el apoyo de cerca de 400 colaboradores del Grupo para participar de manera masiva el próximo viernes 10 de agosto, en el barrio Las Cruces, para embellecer las fachadas patrimoniales circundantes que son arquitectura clásica del centro de Bogotá.

Este año el GEB ha realizado cinco actividades de embellecimiento en Bogotá y espera continuar con estas labores mes a mes para aportar un granito de arena y dejar huella social en la ciudad.