Comienza veda de camarón

En enero comienza la época de reproducción y crecimiento del camarón del Pacífico colombiano, y con ella la veda a la pesca del animal.

La medida va hasta el 28 de febrero. / 123rf

Así lo anunció la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap). La medida protegerá especialmente ocho especies por 59 días (entre el 1º de enero y el 28 de febrero): camarón blanco o langostino, tití, tigre, pomada, coliflor, rosado o rojo, café y cabezón.

La extracción, el desembarco, la posesión o tenencia, el transporte y la comercialización de estos camarones nacionales quedan rotundamente prohibidos en el país. Además, en el área de influencia de la medida (departamentos de Chocó, Valle del Cauca, Cauca y Nariño) se prohíbe la comercialización de cualquier tipo de camarón, independientemente de si es importado o cultivado en el país.

La medida se implementa desde hace más de 20 años y ha contribuido a la recuperación de los recursos y ecosistemas que albergan dichas especies, consideradas algunos de los recursos pesqueros más importantes en el país. Se calcula que en la costa pacífica hay aproximadamente 17.000 pescadores artesanales para quienes esta actividad constituye su fuente de sustento.

Se ha registrado que el camarón de esta región presenta graves indicadores de sobreexplotación y por ello la veda anual resulta indispensable para garantizar la preservación del animal y de la economía de las familias que dependen de él.

Desde hace tres años, la Aunap, junto con WWF, ha llevado a cabo campañas de sensibilización y educación sobre la veda de camarón en ciudades y centros rurales de la región del Pacífico, para informar a la comunidad, especialmente pescadores y comerciantes, sobre la importancia de la medida.

Una vez terminada la veda, los pescadores comienzan a tener un aumento en sus ingresos, pues la cantidad y la calidad del recurso mejora notablemente. Además, la medida garantiza la recuperación de los ecosistemas, de las áreas de arrastre y de otras especies que se ven indirectamente beneficiadas, ya que sus períodos de reproducción son los mismos que los del camarón.