Contenido desarrollado en alianza con la Universidad El Bosque

Cómo gerenciar su proyecto de vida laboral

Ver la foto final de cómo quiere que sea su vida profesional es un ejercicio que se debería iniciar desde casa y fortalecer en la academia para que las personas hagan lo que los mueve en la vida y alcanzar el éxito.

En el comienzo del trabajo es necesario el asesoramiento de la universidad para no caer en errores y aprovechar al máximo las oportunidades.Getty Images

¿Cómo se ve en unos años? ¿Es feliz en el lugar donde trabaja? ¿Qué profesión ejercería aun si no le pagaran? ¿Siente pasión por lo que hace? Estos son algunos interrogantes que, sin importar en la etapa de la vida en la que se encuentre, son claves para identificar si va por el camino que un día soñó o, por el contrario, simplemente está donde le toca estar.

Cuales sean sus respuestas es tiempo para reevaluar lo que verdaderamente le apasiona o mueve en la vida. Parece un tema básico, desde niños siempre recalcan que se debe hacer algo que les guste profundamente, que se arriesguen y que conozcan sus habilidades y fortalezas. Pero por qué, aun después de elegir una carrera profesional, muchos de los graduados no tienen claro el tema.

“En los hogares no se da el espacio para la reflexión, para planear y alinear no solo en qué se es bueno, sino encontrar las alianzas estratégicas para alcanzar esos proyectos personales”, dice Maritza Silva, secretaria académica de la Facultad de Psicología de la Universidad El Bosque, quien participó en el Facebook Live “¿Cómo gerenciar su proyecto de vida laboral?”, en el que a través de un diálogo con expertos de otras áreas plantearon esa hoja de ruta para que las personas puedan encontrar lo que los mueve y accionar para alcanzar sus retos.

Pero qué es un proyecto de vida laboral. En palabras sencillas, dice Clara Santafé, directora del programa de biología de la Universidad El Bosque, “es planear a corto, mediano y largo plazo el cómo será esa vida profesional el resto de su vida. Es ver la foto final”. Por eso la importancia de que desde los colegios se inicie esa tarea de autorreflexión en el que los estudiantes puedan identificar qué los apasiona, pero que además tengan las habilidades innatas para hacerlo y poder ser exitoso en lo que se propongan.

Los beneficios de tener un proyecto de vida laboral impactan en cómo se va a preparar en la carrera, qué necesidades tiene el mercado para poder suplirlas, y así empezar a tener un valor agregado en el mundo laboral. Para lograr que ese proyecto desencadene de una forma positiva o que se pueda dibujar esa ruta es importante que las personas definan una serie de objetivos, metas, los tiempos para cumplirlos, los medios para alcanzarlos y lo que necesita para concluirlo.

Antonio Alonso, decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad El Bosque, habla de cuatro elementos para desarrollar el proyecto de vida laboral. Primero: realizar un autodiagnóstico. Las personas deben conocer cuáles son las mejores competencias, habilidades y conocimientos que tienen, las que realizan de manera excelente o en las que tienen un talento innato en las que podrían alcanzar la excelencia, y además diferenciar entre ellas las que le apasionan realmente, “porque si nos dedicamos a algo que no nos apasiona, no daremos la milla extra y no seremos felices en aquello que realicemos”.

Segundo: fijarse objetivos medibles y alcanzables, que pueden estar referidos a diversos factores o a una combinación de ellos: profesión que se desea desarrollar, posición que se desea alcanzar, organización donde se desea laborar, nivel salarial que desea ingresar, nivel de independencia o flexibilidad que se desea lograr.

Tercero: establecer unos plazos para esas metas y objetivos, para que se puedan identificar las metas temporales de consecución de estos logros, así como puntos intermedios de seguimiento de dichas metas.

Cuarto:  identificar los medios y recursos necesarios para poder llevar a cabo este plan, que vendrá en función de los hallazgos que la persona haya realizado sobre su autodiagnóstico.

Es importante saber que ese proyecto de vida laboral es dinámico. “Que se van a presentar diferentes situaciones en la vida que lleven a modificarlo, pero cuando se tiene una meta clara será más fácil redireccionarnos para alcanzar el éxito”, dice Maritza Silva, quien además habla de factores como la pareja, que incide en el proyecto porque debe ser un complemento en esos objetivos profesionales y potenciarse uno con el otro, para así enfrentar ese mundo laboral que requiere valentía y salir de la zona de confort.

Además, retarse a entender el mercado y así prepararse para suplir esas necesidades. En palabras de Clara Santafé: “La educación siempre es una buena opción para mejorar ese proyecto de vida laboral. La clave es que la motivación no sea el dinero, porque este siempre será la consecuencia”.

La academia cumple un papel fundamental más allá de impartir el conocimiento, es clave en el acompañamiento para las personas que se gradúan y se sumergen en el mundo laboral. En la Universidad El Bosque los guían en la búsqueda de trabajo, les dan herramientas por si quieren emprender o cómo buscar nuevas oportunidades.

“Sin duda alguna, contar con un proyecto de vida laboral es el primer paso para forjar una carrera que se movilice hacia el éxito. Es una oportunidad para hacer lo que nos apasiona en la vida”, concluye Maritza Silva Serrano.

884370

2019-10-06T09:00:05-05:00

article

2019-10-06T09:15:01-05:00

mmorenot_250622

none

MARÍA ALEJANDRA MORENO TINJACÁ

Actualidad

Cómo gerenciar su proyecto de vida laboral

43

5379

5422