La controversia por el muro que construye Mark Zuckerberg en Hawái

Tras comprar una propiedad de 700 hectáreas, el dueño de Facebook decidió construir la división que ha molestado a varios de los habitantes de la isla.

Mark Zuckerberg, cofundador y CEO de Facebook. /Bloomberg

Un muro, es lo que quiere construir el cofundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg en su nueva propiedad en Hawái. Contrario a lo llamativos que son los de Facebook, este que intenta levantar en la isla de Kaua’i, ha generado el inconformismo de los lugareños, quienes aseguran, les cierra su paso a las playas y además impide que el viento entre a la isla.

La construcción, de casi dos metros de altura, se está haciendo en piedra y al parecer pretende rodear las 700 hectáreas que conforman la propiedad. El problema no es ese. Según informó, uno de los habitantes de la zona al diario local TGI Gy Hall, "hace calor detrás de esa pared. Como está en un terraplén, no sopla el aire desde el océano".

Otros de los isleños aseguran que con la muralla, quienes transitan el lugar ya no tienen acceso ni vista a la playa de Pila'a Beach, por lo que prácticamente se está encerrando a parte de la isla. 

Según informó un portavoz de Zuckerberg, el muro no tiene la intención de incomodar a los lugareños y lo que se pretende es crear una barrera contra el ruido de la autopista y la avenida. "Nuestro equipo sigue comprometido con asegurarse de que cualquier construcción respete el paisaje local, el medio ambiente y sea considerado por los vecinos", se anunció en comunicado, en el que además se aclara que la construcción del muro ha cumplido con todas las reglamentaciones. 

Tras el nacimiento de su hija Máxima, Zuckerberg se ha preocupado aun más por su seguridad privada. El cofundador de Facebook recientemente ha comprado propiedades aledañas a la suya en Palo Alto, en California y además se especula que ha gastado más de 16 millones de dólares en su seguridad privada. 

Temas relacionados