Corte Suprema de EE.UU. limita poder de nombramientos de Obama

La decisión marca una victoria para los adversarios republicanos de Obama.

La Corte Suprema de Estados Unidos limitó el jueves el poder constitucional del presidente estadounidense para nombrar por decreto a responsables en la administración federal, infligiendo un revés a Barack Obama.

En una decisión esperada desde hace cinco meses, los nueves jueces de la más alta instancia judicial, ellos mismos nombrados por decreto por el presidente, consideraron inválidos tres nombramientos por decreto realizados el 4 de enero de 2012 por Obama para la Oficina Nacional del Trabajo (NRLB, en inglés), mientras el Senado no estaba en sesiones.

Los jueces estimaron que la Constitución "permite al presidente cubrir cargos vacantes durante la suspensión (de sesiones en el Senado) --en sesión o entre sesiones-- (siempre que esta suspensión sea) suficientemente larga".

Los tres nombramientos al NLRB se hicieron "durante una pausa muy corta para ser considerada una suspensión (de sesiones) de acuerdo con la cláusula de la Constitutición. Por este motivo, los nombramiento son inválidos", declaró el juez Stephen Breyer al presentar el fallo de la Corte.

En este caso, que la Corte admitió el 13 de febrero, los nueves jueces consideraron que el artículo de la Constitución de Estados Unidos que autoriza estos nombramientos "elimina la aprobación del Senado para permitir al presidente la continuidad de la gobernancia federal cuando el Senado no sesiona". Pero la Constitución "no debe dar el poder al presidente de evadir la aprobación del Senado de manera regular".

En consecuencia, los nueves jueces concluyeron que la suspensión de los debates debe ser "de diez días o más, y que ocurra durante la sesión parlamentaria o entre las sesiones", agregó el juez.

La decisión marca una victoria para los adversarios republicanos de Obama que cuestionaban la validez de los tres nombramientos. Ellos acusaban a la Casa Blanca de haber violado la Constitución, argumentando que no se puede hacer nombramientos por decreto salvo durante las vacaciones parlamentarias, lo que no era el caso en esa oportunidad.

Los cuatro jueces más progresistas también votaron a favor de los argumentos de la empresa Noel Canning, que, inconforme con una decisión del NLRB, había cuestionado la legitimidad de los nombramientos ante los tribunales. La empresa había recibido el apoyo ante la Corte Suprema del abogado del líder republicano del Senado, Mitch McConnell.

"Desde hace mucho tiempo, nuestro presidente ha actuado por decreto, evadiendo el Congreso y extralimitándose en la voluntad del pueblo estadounidense. La decisión de hoy envía un mensaje claro contra el poder discrecional del presidente Obama", reaccionó el senador republicano John Cornyn.

Temas relacionados